Andréi Voznesenski

(Moscú, 1933) Poeta ruso, uno de los autores más importantes de la Rusia post-estalinista. Tanto la forma como el objeto de su poesía han causado numerosas controversias en la crítica rusa. Hijo de un ingeniero, siendo aún un adolescente empezó a escribir versos que enviaría a Boris Pasternak. El poeta le respondió, y así fue como se inició para el jovencísimo Andrei una preciosa fraternidad literaria.

Profundamente interesado por las artes figurativas y por la pintura en particular (es célebre su poema Goya), el autor inició estudios superiores de Arquitectura, que terminaría en 1957. Sin recurrir a sus ya envidiables amistades, empezó a publicar sus primeros versos en 1959 en la prensa periódica, y en 1960 aparecieron las primeras colecciones Mozaika (El mosaico) y Parabola (La parábola), que revelan su incisiva personalidad artística.

Partiendo tanto de Pasternak como de la escuela cubofuturista de Chlebnikov y V. Maiakovski, desde sus primeros poemas Voznesenski crea eficaces metáforas, audaces juegos fónicos y estructuras imprevisibles en una poesía concebida casi en términos arquitectónicos. Como se deduce de sus obras posteriores más conocidas, desde La pera triangular (1962) y Antimundos (1964) hasta La sombra del sonido (1970), La espera (1972) y Tentación (1978), el tema predilecto del autor es el malestar del poeta que se siente desarraigado en un mundo contemporáneo filisteo y tecnologizado, que lo excluye y envilece.

Mordaz en la respuesta a una acusación inicial de "formalismo burgués", Voznesenski tuvo no obstante el apoyo desde el primer momento de una parte de la crítica oficial, y se le considera junto con E. Evtushenko y B. Achmadulina un símbolo de la generación postestaliniana de poetas soviéticos que, sin destacar individualmente, han obtenido gran notoriedad. Portavoz de verdaderas exigencias artísticas, el autor no siempre se sustrajo a las exigencias políticas: no renunció al acostumbrado tributo a Lenin (con el poema Lonziumo, 1963) y a partir de 1967 fue miembro del Presidium de la Unión de Escritores.

En 1981 publicó una colección de ciclos poéticos titulada Incontrolable, que incluía un texto en prosa, de carácter biográfico, dedicada a B. Pasternak. En su conjunto, la poesía de Voznesenski, confirmando sus ya reconocidas constantes poéticas, revela sensibilidad lingüística, fuerte vitalidad y atenta curiosidad hacia su amada-odiada época y su mundo.