Frank Vranitzky

(Viena, 1937) Político austriaco que fue canciller de su país entre 1986 y 1997. Nacido en el seno de una familia obrera, cursó estudios en la Escuela Superior de Viena XVII y en la Universidad de Economía y Negocios de la capital, en la que se diplomó en 1960 y se doctoró en 1969. Aquel año comenzó su carrera profesional en el departamento de auditoría de la compañía vienesa Siemens-Schuckert, y al año siguiente se integró en la división de Macroeconomía del Banco Nacional de Austria, puesto que desempeñó durante ocho años.

En 1969 entró como adjunto en la oficina del segundo viceprimer ministro del Gobierno Federal, y un año después fue transferido al Ministerio de Finanzas, donde prestó asesoría en asuntos de economía y política financiera. Nombrado vicepresidente del consejo de administración de la entidad financiera Creditanstalt Bankverein, una de las más importantes del país, simultaneó sus trabajos con misiones de negociación ante el Banco Mundial, la OCDE y organismos bancarios de Estados Unidos, Reino Unido y Alemania. Entre 1981 y 1984 presidió el consejo de administración del Banco Territorial Austríaco.

Con tan relevante trayectoria, el canciller federal Fred Sinowatz le ofreció la cartera de Finanzas de su gobierno en 1984. Tan breve ejecutoria política fue, sin embargo, suficiente para que Sinowatz se inclinara por él para sucederle cuando dimitió el 9 de junio de 1986. El 16 de junio de ese mismo año Vranitzky prestó juramento como octavo canciller desde el final de la guerra y el tercero consecutivo perteneciente al Partido Socialista Austríaco (SPÖ, desde 1991 Partido Socialdemócrata de Austria).

La elección del ultraderechista Jörg Haider para la presidencia del liberal FPÖ el 13 de septiembre de 1986, fue respondida por Vranitzky con la ruptura del gobierno de coalición y la convocatoria de elecciones al Consejo Federal del Parlamento para el 23 de noviembre. En ellas el SPÖ cayó al 43´3 % de los votos, pero conservó la mayoría absoluta y, por ende, el derecho de formar el ejecutivo. El 21 de enero de 1987 Vranitzky presentó su gabinete, que por primera vez desde 1965 era de gran coalición con los conservadores del Partido Popular Austríaco (ÖVP).

Elegido también presidente del SPÖ en su congreso extraordinario del 11 de mayo de 1988, Vranitzky, personalmente honesto y proclive al pragmatismo, ganó todas las elecciones legislativas de su mandato y constituyó sus gobiernos siempre en coalición con los populares, pese a las periódicas peleas. El ingreso de Austria a la Unión Europea el 1 de enero de 1995, solicitado el 17 de julio de 1989, fue un gran éxito personal suyo, tras conseguir que dos terceras partes del electorado lo aprobaran en referendo el 12 de junio de 1994, el más elevado porcentaje de entre las consultas celebradas también en Noruega, Suecia y Finlandia. En este sentido Vranitzky se esforzó en elaborar unos presupuestos federales parcos en déficit, de acuerdo con los criterios de convergencia a la moneda única europea.

El tremendo varapalo de las elecciones europeas del 13 de octubre de 1996, en las que el Partido sólo alcanzó el 29´1 % de los sufragios (sus peores resultados desde 1945), y se colocó a cinco décimas por debajo del ÖVP y a un sólo punto y medio por encima del FPÖ, más que inducir, confirmó los deseos de Vranitzky, cuya popularidad venía mermando, de abandonar la Cancillería que ostentaba desde hacía diez años y que le había convertido en el segundo jefe de Gobierno más veterano de Europa, después de su colega alemán Helmut Kohl.

El 18 de enero de 1997 anunció su dimisión como presidente del Gobierno y del Partido, y el mismo día el Presidium del SPÖ eligió a su ministro de Finanzas y delfín, Viktor Klima, para ambos puestos. Vranitzky expresó entonces su plena confianza en su sucesor, diez años más joven que él y, en su opinión, más preparado para afrontar con éxito los grandes retos del país.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información