Noah Webster

(West Hartford, Connecticut, 1758 - New Haven, 1843) Gramático y lexicógrafo estadounidense, autor del popular Diccionario americano de la lengua inglesa, publicado originalmente en dos volúmenes (1828) y reeditado numerosas veces.

Noah Webster ingresó en Yale en 1774 y se graduó en leyes en 1778; sin embargo, hasta 1781 no obtuvo la habilitación para el ejercicio de la abogacía, que inició algunos años después. Mientras tanto, se ganó la vida con la enseñanza. En 1782 compuso un texto de gramática elemental titulado Principios gramaticales de la lengua inglesa (A Grammatical Institute of the English Language). Aparecieron después El libro de la ortografía norteamericana (The American Spelling Book) y una Selección norteamericana de lecciones de lectura y pronunciación (An American Selection of Lessons in Reading and Speaking), obras para los muchachos de las escuelas primarias de las cuales se vendieron, hasta 1890, más de sesenta millones de ejemplares.


Noah Webster

Tales textos, que contribuyeron a la determinación de la ortografía y la pronunciación norteamericanas, tenían también significación e intenciones políticas, y subrayaban en el ámbito lingüístico la independencia de los Estados de Norteamérica respecto de Inglaterra. Los libros de Webster, además, fueron los primeros en que se siguieron los fenómenos del inglés hablado y no las reglas de la gramática latina.

Noah Webster propugnó también la formulación de leyes sobre el copyright, entonces inexistentes, y, en busca de una mejor difusión de sus ideas, se hizo periodista y conferenciante (sus conferencias fueros reunidas en 1789 bajo el título Dissertations on the English Language), y viajó intensamente por todo el país. En Filadelfia conoció a Benjamin Franklin, con el cual mantuvo una larga correspondencia sobre el problema de la reforma de la ortografía. Contrajo matrimonio en 1789, y llegó a ser director de The American Magazine, de Nueva York. Vuelto a Hartford, ejerció allí durante cuatro años la abogacía, y fundó dos periódicos (The Minerva y The Herald). En 1803, sin embargo, renunciaría al periodismo

Hombre de múltiples intereses, escribió sobre economía, historia, medicina, estadística, climatología y política; su notoriedad, sin embargo, se halla vinculada particularmente a su labor de lexicógrafo. En 1806 apareció el primer diccionario de este autor; otro más extenso, el famoso Diccionario americano de la lengua inglesa (The American Dictionary of the English Language), fue publicado en 1828. Tras los diez años del periodo 1812-22, pasados en Amherst (Massachusetts), donde contribuyó a la fundación del Amherst College, se trasladó a New Haven. En esta población, que abandonó por espacio de un año (1824-1825) para una estancia en Francia e Inglaterra, se dedicó a la revisión de sus obras.

Publicado por vez primera en dos gruesos volúmenes en 1828, el monumental Diccionario americano de la lengua inglesa tuvo en 1840 una segunda edición, revisada, corregida y aumentada por el autor. Desde entonces, una sociedad editora fundada por el yerno de Webster publica periódicamente numerosos apéndices, adiciones y reducciones de la obra original: las últimas ediciones, en un solo y denso volumen (o bien en dos), han sido redactadas de nuevo y llevan el título de Nuevo diccionario internacional de Webster (Webster's New International Dictionary).

La obra original, fruto de más de veinte años de trabajo, se componía de unas doce mil palabras nuevas y de treinta a cuarenta mil definiciones no registradas en ninguno de los diccionarios de la lengua inglesa existentes entonces. Contenía, en efecto, además del material básico de la lengua inglesa propiamente dicha, gran número de palabras de formación nueva surgidas en los Estados Unidos, y muchísimas definiciones nuevas de palabras ya existentes, pero ahora examinadas desde el punto de vista del uso vivo en los Estados Unidos, las cuales quedaban registradas y aprobadas así por vez primera oficialmente.

Sin embargo, la obra de Webster fue acaso más importante en el sentido de la siempre suspirada reforma ortográfica de la lengua inglesa. Los principios simplificadores que introdujo son ahora reglas muy utilizadas en los Estados Unidos, y hasta seguidas a veces por escritores ingleses. Entre estas simplificaciones cabe destacar la reducción del diptongo "ou" en "o" en las terminaciones en "our" (en inglés colour, en americano color); el cambio de "re" en "er" para hacer más parecida la escritura a la pronunciación anglosajona en la terminación de las palabras, por lo general de origen latino, que han conservado en inglés la grafía francesa (en inglés centre, en americano center); y la abolición de la consonante duplicada final en los compuestos o derivados de polisílabos terminados en consonante (travel, travelling y traveller en inglés; travel, traveling y traveler en americano).

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información