James Weddell

(Ostende, 1787 - Londres, 1834) Marino británico. En 1822, cuando realizaba una expedición por los mares australes en busca de pieles de animales marinos, descubrió las Orcadas del Sur (1823) y un mar de hielo al que llamó «mar del rey Jorge IV», actualmente denominado mar de Weddell.


James Weddell

Fallecido su padre cuando era todavía un niño y caída su madre, con dos hijos, en la indigencia, James Weddell no recibió más educación que la materna. Al principio navegó en una embarcación de cabotaje destinada al transporte de carbón, y posteriormente llevó a cabo largos viajes en naves mercantes que comerciaban con las Indias Occidentales.

Pasado a la marina militar, James Weddell pudo mejorar, con el estudio, su posición, y de cadete llegó más tarde a calificado oficial. Licenciado en 1816 (al término de la guerra con Francia), se le confió el mando del bergantín "Jane of Leith", de ciento sesenta toneladas, destinado a la caza de focas en las aguas antárticas situadas en torno a las islas Shetland del Sur, recién descubiertas. Ningún informe poseemos respecto de esta expedición, efectuada con pleno éxito, incluso en el aspecto comercial, durante los años 1819-21.

En el curso del segundo viaje (1822-24), realizado también con fines mercantiles, Weddell exploró las islas Falkland, el cabo de Hornos, los territorios vecinos y las islas Shetland, Georgia y Orkney del Sur, y llegó hasta la latitud meridional 74º 15' (20 de febrero de 1823) anteriormente nunca alcanzada. Vuelto a la patria, publicó en 1825 el diario de la expedición con el título Viaje hacia el Polo Sur. Pocas noticias poseemos de los últimos años de su vida, pasados entre dificultades ocasionadas por equivocadas especulaciones comerciales.

El diario de Weddell, Viaje hacia el Polo Sur, se inicia con su partida de Inglaterra el 18 de septiembre de 1822. Cruzando el Atlántico, llegó el 11 de enero de 1823 a las islas Orkney del Sur (Orcadas australes). Desde allí una primera tentativa de avance hacia el Sur fue obstaculizada por las nieblas y los hielos, que le obligaron a contentarse con explorar el trecho de mar entre las Orcadas y las Sandwich, y comprobó que allí no había tierra alguna: pero de improviso, el 4 de febrero, Weddell se halló ante el mar libre y entró en él rápidamente; el día 20 alcanzó la latitud sur de 74º 15', con lo que sobrepasó la latitud alcanzada por James Cook en su segundo viaje. Se necesitarían casi cien años, sin embargo, para llegar al Polo Sur, proeza reservada a las expediciones encabezadas por el noruego Roald Amundsen, que logró su objetivo el 14 de diciembre de 1911, y el británico Robert Falcon Scott, que llegó cinco semanas después y falleció en el regreso.

En aquel punto, aunque el mar aún seguía libre de hielos, los vientos contrarios y la estación ya muy entrada obligaron a James Weddell a regresar: el 12 de marzo tocó en Nueva Georgia, descubierta por James Cook en 1775, y después de haber buscado inútilmente las islas Aurora, señaladas por la corbeta "Atrevida" de la expedición Malaspina en 1794, alcanzó las islas Falkland, donde se detuvo para invernar. Volvió a partir en octubre, e intentó en vano avanzar nuevamente hacia el Sur, y sólo pudo alcanzar las islas Shetland australes. Entonces abandonó las regiones antárticas; después de haber visitado la Tierra de Fuego, llegó a Montevideo y de allí, tras unos sesenta días de viaje, arribó a Inglaterra, al cabo de una ausencia de dos años.

El viaje de Weddell fue importante por su descubrimiento del mar que ahora lleva su nombre y por la original teoría que formuló fundándose en el hecho de que, mientras en su primera tentativa de avanzar hacia el Sur había sido detenido por los hielos a unos 65º de latitud sur, en el segundo, en cambio, había encontrado el mar libre a unos 74º; de esto dedujo (fiel a la teoría según la cual los hielos se pueden formar sólo desde la tierra) que la tierra austral debía de hallarse entre los 60º y los 70º, y que más allá de los 73º el mar se extendía como un gran lago, libre de hielos hasta el Polo.

Cómo citar este artículo:
Ruiza, M., Fernández, T. y Tamaro, E. (2004). . En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea. Barcelona (España). Recuperado de el .

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información