Frank Wedekind

(Hannover, 1864 - Munich, 1918) Dramaturgo alemán, precursor del expresionismo. Hijo de un médico que estuvo diez años al servicio del sultán de Turquía y de una actriz californiana de origen húngaro, Wedekind creció en Suiza en un ambiente muy liberal. Inició estudios de germanística en Lausana y de derecho en Munich, pero abandonó ambos.


Frank Wedekind

En su ajetreada vida, en particular hasta que le llegó el éxito teatral, en 1904, fue, entre otras cosas, jefe de publicidad de una empresa de Zurich, secretario de un circo, secretario del pintor, escultor y falsificador danés Willy Grétor y redactor de la revista Simplicissimus. Más tarde trabajó como actor y actuó en varios cabarets como tocador de laúd, donde interpretaba sus propias canciones y baladas.

Su tema central es la liberación del amor sensual en lucha contra las convenciones burguesas y la falsa moral, enemiga de la carne. Frente a todos los intentos de domeñar o demonizar lo impulsivo, celebró la fuerza elemental de la vida y glorificó la naturaleza humana y la belleza de los cuerpos. Ejerció una gran influencia en Brecht. Kinder und Narren (1891, Niños y bufones) es una comedia en la que combate algunos objetivos, a los que considera antinaturales, del movimiento feminista de la época, y a la vez una sátira contra el naturalismo, en particular de G. Hauptmann.

Despertar de primavera (1891) es la tragedia de dos adolescentes que chocan con el código de costumbres del mundo burgués: tras su estreno, la obra estuvo prohibida hasta 1912. El espíritu de la tierra (1895) y su continuación, La caja de Pandora (1904) presentan la fuerza sexual instintiva en figuras y acciones simbólicas. El personaje central de ambas tragedias es Lulú, que Alban Berg recreó en la ópera de este título (1937). Se da la circunstancia de que un acto de la segunda parte fuera escrito, al hallarse Wedekind en París, en francés, y transcurre en esta ciudad, y el último en inglés y en Londres respectivamente, donde Lulú muere a manos de Jack el Destripador.