Ramón Xaudaró

(Ramón Xaudaró y Fábregas; Calaf, 1802 - Barcelona, 1837) Liberal español. Se ignora prácticamente toda su actuación en el Trienio, aunque se le atribuyen ya por entonces ideas republicano-federales. En 1826 se casó en Barcelona con Teresa Rovira y Eroles, y poco después emigró a Francia, donde Carlos X le encarceló. Recobrada su libertad con la Revolución de 1830, publicó Bases de una Constitución política o principios fundamentales de un sistema republicano (1832), en que formuló las bases del republicanismo federativo.

Probablemente con su dinero se fundó en Barcelona El Catalán, el 1 de octubre de 1834, del que fue redactor desde mediados de 1835. Desde este periódico defendió el radicalismo, lo que le originó una orden de captura en septiembre de 1835. En 1836 no fue detenido y enviado a la isla de Cuba. Estuvo encerrado en la fortaleza del Morro de la Habana del 5 al 25 de abril de 1836, fecha en que se le permitió el retorno.

Llegado a La Coruña el 4 de junio, fue de nuevo encerrado en el castillo de San Antón y hasta el 30 no obtuvo la libertad condicional. Sólo con la proclamación de la Constitución de 1812 se le permitió volver a Barcelona. Publicó entonces el Manifiesto de las injustas vejaciones sufridas (1836).

Aviraneta y Bertrán Soler, ignorantes de su deportación, le acusaron durísimamente de agente del enemigo. A comienzos de 1837 tuvo que refugiarse en Valencia, pero se integró en la junta de oficiales que dirigía el alzamiento de Barcelona del 4 de mayo de 1837. Los moderados hicieron correr la especie de que era un agente carlista, pero el caso es que fue hecho prisionero, condenado a muerte el 9 de julio y ejecutado a continuación.

El mismo año de su muerte apareció su traducción del italiano de Las noches romanas en el sepulcro de los Scipiones (1837). A pesar de todas las calumnias, su nombre se inscribió entre los de los grandes mártires del liberalismo español, pese a que en sus Bases predomina la moderación ideológica.