Xianzong o Li Chun

Emperador chino de la dinastía Tang, nacido en el año 778 con el nombre de Li Chun y fallecido en 820. Ascendió al trono imperial en 805, sucediendo en el mismo a su padre, Shunzong.

Considerado el último gran gobernante de la dinastía Tang, durante su reinado Xianzong logró restablecer la autoridad imperial sobre las provincias rebeldes y llevó a cabo un amplio programa de reformas económicas y administrativas.

Xianzong, heredero al trono con el título de príncipe de Guanglin, fue proclamado emperador debido a la incapacidad para gobernar de su padre, quien era prácticamente mudo y sólo estuvo un año en el poder. Pese a encontrarse una Corte dominada por el faccionalismo y la poderosa influencia de los eunucos, el nuevo soberano demostró pronto un carácter decidido; ya en los primeros años logró sofocar sendos levantamientos en Szechwan (806) y el delta del Yangtze (807), y en 814 emprendió una vasta campaña de varios años que acabó con otra rebelión en Huai-hsi.

En 819 había logrado restituir la paz en todas las provincias del Imperio, pero el poder de los ministros y jefes militares eunucos, de los que Xianzong se había servido para restituir la autoridad del trono, acabó siendo demasiado grande, de modo que incluso el propio emperador murió asesinado a manos de varios de ellos.

Las reformas en la administración de Xianzong estuvieron encaminadas a restaurar el poder central; en consecuencia, se restringió el poder de los gobernadores provinciales al mismo tiempo que se fortaleció el de las prefecturas y los condados como medida de contrapeso. Además, una extensa red de supervisores y espías eunucos mantenían informado al emperador de las actuaciones de los funcionarios, y en caso de necesidad podían intervenir en su nombre gracias al control que ejercían sobre el ejército.

En el campo económico, Xianzong reformó el sistema tributario dividiendo el producto de los impuestos en tres partes, de las cuales sólo una de ellas estaba destinada a las provincias mientras las otras dos pasaban directamente a las arcas de la Corte. Pese a todo ello, estas medidas sólo consiguieron retrasar durante algún tiempo la decadencia del Imperio, algo que se hizo más evidente con emperadores posteriores menos capaces que Xianzong. Fue sucedido en el año 820 por su hijo Muzong.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información