Xuande o Zhu Zhanji

Emperador chino de la dinastía Ming, nacido en 1399 con el nombre de Zhu Zhanji y fallecido en 1435. Sucedió en el trono a su padre Hongxi, quien falleció el mismo año de su proclamación (1425). El reinado de Xuande se caracterizó por el mantenimiento de la estabilidad interna y la paz en el exterior, hechos que repercutieron en una mayor consolidación dinástica de los Ming.


El emperador Xuande

Considerado un auténtico prototipo de gobernante "renacentista", Xuande gozó al parecer de grandes cualidades tanto para el gobierno y los asuntos militares como para las artes, actividad que gustaba de cultivar. Su infancia y juventud transcurrieron bajo el mandato imperial de su abuelo, el emperador Yongle, quien ya apreció en el joven heredero mayores aptitudes que en su propio hijo, de carácter retraído y salud endeble, y se preocupó de que recibiera una esmerada formación.

Con el apoyo brindado por su madre la emperatriz Zhang, regente del Imperio y figura de considerable poder en la Corte, su ascensión al trono se consolidó sólo después de vencer una rebelión protagonizada por uno de sus tíos, que pretendía hacer valer sus derechos dinásticos; éste fue prácticamente el único acontecimiento grave que perturbó su reinado, que gozó de paz tanto en el interior como en el exterior.

El marcado talante pacifista de su gobierno se plasmó en una política exterior nada agresiva; de hecho, durante su reinado las tropas imperiales se retiraron de Indochina, territorio bajo dominio chino desde 1406. Por otra parte, la frontera del norte se mantuvo tranquila debido a las disputas internas de las tribus mongolas.

Respecto a la política interior, Xuande gobernó con el asesoramiento del Gabinete Privado o nei-ko integrado por los grandes secretarios, quienes durante su época adquirieron más competencias, más allá de la sola facultad de aconsejar, al mismo tiempo que aumentó su número hasta la treintena como resultado de la complejidad que había alcanzado la burocracia estatal. Al parecer su auténtica preocupación por su pueblo le llevó a dictar medidas para impedir la encarcelación por deudas y evitar las condenas a muerte.

Como hiciera su abuelo, mantuvo el status quo entre los administradores de provincias y los funcionarios de la Corte como estrategia para preservar un equilibrio de poder entre Gobierno central y Gobiernos periféricos; también reservó los cargos de máxima responsabilidad militar a los eunucos, a quienes concedió el título honorífico de "Grandes Defensores del Imperio", y fundó una escuela especial para su formación (1426). Estas medidas sentaron las bases para el ascenso social y político de esta clase, que durante los primeros tiempos de la dinastía Ming había estado postergada, y sembró la semilla de futuros conflictos internos.

Xuande fue el emperador Ming que más interés mostró por el arte, convertido en mecenas de artistas y coleccionista de objetos procedentes de los más recónditos rincones del Imperio; él mismo escribía poesía y pintaba, firmando sus obras con la frase: "graciosamente pintado por la brocha imperial".

Las porcelanas fabricadas en este periodo se convirtieron en las más preciadas de la dinastía, de forma que siguieron llevando la marca o sello real del emperador incluso después de su muerte; la mayoría de las piezas estaban destinadas a la comercialización en el mercado exterior, especialmente Japón e Indochina, y constituían una importante fuente de ingresos para las arcas del Estado, razón por la que el Gobierno imperial controlaba estrechamente todo lo relativo a esta actividad: como ejemplo, una ordenanza de 1433 especificaba el número de piezas fabricadas por los hornos y los patrones para su decoración.

A su muerte, Xuande fue enterrado con diez concubinas, práctica frecuente entre los Ming, y fue sucedido por Zhengtong, el primer hijo de su matrimonio con la emperatriz Sun, quien fue su segunda esposa oficial después de la emperatriz Hu.