Leonidas Yerovi

(Lima, 1881 - 1917) Poeta, dramaturgo y periodista peruano. A pesar de su temprana desaparición -fue asesinado cuando aún no había cumplido los treinta y seis años de edad-, dejó una notable producción poética adscrita a la estética modernista y una espléndida obra teatral que le convierte en una de las figuras cimeras de la literatura dramática peruana de comienzos del siglo XX.


Leonidas Yerovi

Inclinado desde su temprana juventud hacia la escritura, pronto se integró en los principales círculos literarios de Lima, donde alcanzó prestigio periodístico por su trabajo como redactor en algunas publicaciones periódicas como Actualidades y La Prensa, así como por sus labores de dirección de la revista satírica Monos y Monadas.

En su condición de periodista, fue miembro del denominado "Círculo de 1915", primer intento de agrupar, fuera de los intereses comerciales de editores y propietarios, a los profesionales independientes de la prensa peruana. El "Círculo de 1915" -así denominado por la fecha de su primera reunión, celebrada en la redacción del rotativo La Crónica el domingo 15 de septiembre de dicho año- contaba entre sus fundadores con algunos nombres tan relevantes dentro del periodismo y la literatura peruanos como Eudocio Carrera, Julio Portal, César Revoredo, Fernando Lund, César Falcón, Felipe Rotalde, Leónidas Rivera, Carlos Pérez Cánepa, Ricardo Flores y Edgardo Rebagliati, a los que pronto se sumaron otros brillantes profesionales de los medios de comunicación peruanos, como José Gálvez, Félix del Valle y el propio Leónidas Yerovi. En febrero de 1917, el "Círculo de 1915" celebró una emotiva velada en homenaje al escritor trágicamente desaparecido, destinada a recaudar fondos para el sostenimiento de su familia. Al parecer, fue un turbio asunto de celos lo que acabó con la vida de Yerovi.

En su condición de poeta, Leónidas Yerovi formó parte de un grupo de poetas menores que, como Alberto Ureta, Percy Gibson y José Gálvez Barrenechea, continuaron la estela del Modernismo abierta en Perú por José Santos Chocano, Abraham Valdelomar, Ventura García Calderón y, entre otros, José Lora y Lora. Poeta de acusada hondura lírica, Leónidas Yerovi supo aunar este legado modernista con la naciente corriente criollista, como quedó bien patente en la recopilación póstuma de sus versos, publicada a comienzos de los años veinte bajo el título genérico de Poesías líricas (1921).

Pero fue sin lugar a dudas dentro del género dramático donde Leónidas Yerovi alcanzó sus mayores cotas de prestigio literario, merced a una serie de piezas teatrales en las supo analizar en profundidad la ideología y los sentimientos de la burguesía acomodada y, al mismo tiempo, de la bohemia artística peruana. Entre estas obras dramáticas de Yerovi, conviene destacar la titulada La de cuatro mil (1903), una hilarante comedia que, ambientada en un único escenario (un miserable cuartucho de una pensión limeña), se organiza alrededor de un billete de lotería premiado y una pareja recién reconciliada que, tras numerosos malentendidos, logra superar las más disparatadas situaciones hasta alcanzar un final feliz.

Esta obra, calificada de innovadora y revolucionaria por parte de la crítica especializada, puso sobre las tablas algunas de las principales señas de identidad de la posterior producción teatral de Leónidas Yerovi, caracterizada por su seguimiento del costumbrismo decimonónico de Felipe Pardo y Aliaga y Manuel Ascensio Segura, la acusada influencia del sainete popular argentino, y la recurrencia constante a un humor disparatado y un sentimentalismo ingenuo que superan ampliamente el moralismo caduco del costumbrismo de antaño.

Otras obras teatrales del malogrado autor limeño que, como La de cuatro mil, gozaron del aplauso unánime de la crítica y el público, son las tituladas Tarjetas postales (1905), Salsa roja (1913), La gente loca (1914), la comedia en un acto Domingo siete (1917) y La casa de tantos (1917).

Este último título fue aprovechado por Nicolás Yerovi, nieto del dramaturgo limeño, para dar nombre a una novela que, publicada en el año 2001, está inspirada en los relatos familiares sobre la azarosa peripecia vital del precozmente desaparecido Leónidas Yerovi. En ella, el nieto del escritor reconstruye su vida novelesca -bien es verdad que adobada con numerosos ingredientes inventados- y la sitúa como hilo conductor de una historia en la que aparecen acontecimientos y personajes directamente relacionados con la bohemia limeña de comienzos del siglo XX.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información