Yi Yin

(Yi Yin, Yiyin o Yi Zhi) Político chino que vivió hacia el año 1770 a.C. Fue ministro del emperador Tang, fundador de la dinastía Shang (o Yin). Según la leyenda, habría nacido en la región de Caoxian (provincia de Shandong) durante la última época de la dinastía Xia.


Yi Yin

Recién nacido, fue encontrado por una mujer, quien le llevó a casa de su señor, el príncipe Xin. Éste encargó la educación del bebé a su cocinero. Con los años, se convirtió en un hombre virtuoso, cuyo único deseo era liberar al país de la tiranía del emperador Jie. Para ello planeaba ponerse al servicio del rey Tang, a fin de ayudarle a expulsar al pervertido soberano.

Según otras fuentes, fue Tang quien, conociendo la sabiduría de Yiyin, pidió al príncipe Xin que le dejase ir con él. Ante su negativa, Tang decidió tomar en matrimonio a la hija del príncipe, y éste aceptó. Cuando el cortejo nupcial emprendió el camino hacia la corte del rey Tang, Yiyin formaba parte de éste como cocinero. En cuanto llegó, Yiyin fue bañado, envuelto en humo y untado con la sangre de un cerdo sacrificado.

Ese rito de purificación recuerda las pruebas del agua y del fuego por las que tenían que pasar los ministros de la antigüedad antes de recibir su cargo. Después de la ceremonia, Yiyin demostró su sabiduría discurriendo ante el rey sobre el poder de los alimentos y de los sabores, y sobre la virtud que se necesita para gobernar.

Siguiendo los consejos de Yiyin, el rey Tang se negó a pagar al emperador Jie el tributo que le correspondía. Jie organizó una expedición para castigarle, y Yiyin, al comprobar el poder del soberano, aconsejó al rey esperar el momento favorable. Al año siguiente, el rey volvió a negar el tributo al emperador. Jie quiso reunir a sus vasallos para atacarle, pero éstos no le siguieron. Viendo que el emperador había perdido su autoridad, Yiyin incitó al rey a rebelarse contra él.

La derrota de Jie puso fin a la dinastía Xia. Tang se convirtió en el primer emperador de la nueva dinastía Shang y Yiyin fue ascendido al puesto de primer ministro. A la muerte de Tang, Yiyin prestó su servicio a sus hijos, primero a Waibing y luego a Zhongren, a los que sucedió Taijia, nieto del emperador Tang.

Otras fuentes hacen de Taijia el sucesor directo de Tang, pero todas coinciden en recalcar su falta de virtud. Cuentan que Yiyin asumió el poder tras haber mandado al joven Taijia a vivir cerca de la tumba de su abuelo para que meditase sobre su conducta. Cuando Taijia se hubo arrepentido de sus faltas, Yiyin se reunió con él y le trajo el tocado y el vestido, insignias de la soberanía. Entonces, Taijia se convirtió en un emperador sabio y virtuoso.

Yiyin murió durante el reinado de Woding, hijo de Taijia, quien le enterró en el distrito de Yanshi, provincia de Henan, con todos los honores debidos a un emperador. El papel decisivo del ministro o del consejero, que ayuda a su señor a tomar el poder, será una constante en la historia de los reyes en busca de la hegemonía durante la época de los Reinos Combatientes. Ambos forman una pareja en la que el ministro, gracias a su sabiduría, ocupa una posición predominante. De hecho, los antiguos cronistas adoptaron el mismo esquema para relatar el final de las dos primeras dinastías Xia y Shang.

Los últimos emperadores de estas dinastías, ambos corruptos, fueron vencidos por los fundadores de otra dinastía con la ayuda de un consejero virtuoso. Esto se explica si se tiene en cuenta que los antiguos no trataban la historia como una sucesión de hechos reales, sino como la ilustración de temas tradicionales.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información