Duque Ricardo de York

(Ricardo, duque de York; ?, 1411 - Wakefield, 1460) Noble inglés. Descendía de Ricardo II, a quien Enrique IV, de la casa de Lancaster, usurpó el trono. Su padre había sido decapitado por querer disputar la corona a Enrique V, por lo que desde que tuvo edad suficiente trató de hacer valer sus derechos.

Admitió, sin embargo, el cargo de regente de Francia durante la minoría de Enrique VI; pero, habiendo sido separado a los cinco años, y obligado a contentarse con el gobierno de Irlanda, sublevó a algunos partidarios suyos de esta isla, y salió a campaña.

Vencido por Enrique VI, prestó juramento de fidelidad que luego quebrantó, y volvió a ser vencido y hecho prisionero. Habiéndose declarado loco al rey, la reina Margarita nombró al duque de York protector del reino, para atraérselo; pero como Enrique recobrase al poco tiempo la razón, Ricardo huyó a Gales, volvió con un ejército sobre Londres y derrotó e hizo prisionero al rey. Pero, por intervención del Parlamento, se acordó que a la muerte de Enrique pasaría inmediatamente la sucesión a la casa de York.

Margarita, sin embargo, no se conformó con este acuerdo, apeló a las armas, y venció a su adversario en la batalla de Wakefield en 1460. Ricardo murió en el combate, y su cabeza, con una corona de papel, fue colocada por orden de la reina en las murallas de su propio castillo. De este modo empezaron las guerras de la casa de York y de Lancaster, conocidas con el nombre de la Rosa Blanca y la Rosa Roja.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información