Yusuf al-Muzaffar

(Yusuf ibn Sulayman; hacia 1025 - 1085) Rey de la taifa de Lérida. Durante todo su reinado sufrió el acoso de su hermano Ahmed al-Muqtadir, que trató de integrar Lérida a la taifa zaragozana. Hijo de Sulayman al-Mustasin de Zaragoza, fue hermano de Ahmed al-Muqtadir, su sucesor. Pertenecía a la familia de los Banu Hud, de origen árabe y asentada en la Península Ibérica en tiempos de su antecesor, Hud.

A la muerte de al-Mustasin en 1046, sus estados fueron divididos en la herencia: Yusuf, que tomó el título de al-Muzaffar, recibió Lérida; Ahmed al-Muqtadir recibió Zaragoza y luchó con sus hermanos para reunificar bajo su gobierno los estados paternos; Lubb, que recibió Huesca, fue el único que se mantuvo bajo la dependencia de al-Muqtadir; Mundir en Tudela y Muhammad en Calatayud trataron de mantener la independencia de Zaragoza, pero sus reinos entraron en la órbita de al-Muqtadir antes de 1051. Yusuf no estuvo conforme en entregar el poder a su hermano y durante todo su reinado debió enfrentarse a él para mantener su autonomía.

Hacia 1051 la presión de al-Muqtadir sobre Lérida debía ser bastante fuerte y Yusuf al-Muzaffar trató de ganar la alianza cristiana de catalanes y navarros para atacar Zaragoza; la noticia de este hecho, ofrecida por el cronista Ibn Jaldun, es muy imprecisa y no se sabe si las negociaciones culminaron en una campaña militar.

Por aquellas fechas se produjo un hecho que ilustra el odio que existió entre ambos hermanos: Yusuf recibió de los habitantes de Tudela una llamada de socorro en la que pedía víveres para mitigar la enorme hambruna que padecían. Al-Muzaffar obtuvo de Ramiro I una autorización para que la caravana con los alimentos atravesase sus tierras, pero cuando al-Muqtadir supo de este hecho, ofreció al rey aragonés una fuerte suma de dinero para que le permitiese atacar la caravana y esto fue suficiente para que Ramiro cambiase su palabra. Yusuf sufrió una gran derrota en las tierras de Ramiro I y la caravana fue expoliada por los aragoneses.

En noviembre de 1058 al-Muqtadir propuso a Yusuf una entrevista para negociar el fin de la guerra y le pidió que acudiese a sus tierras. Se trataba en realidad de una trampa; Yusuf, durante el viaje, fue atacado por gentes de al-Muqtadir y sólo salvó la vida gracias a su cota de malla. El zaragozano negó su implicación en los hechos y esto evitó una guerra abierta entre los hermanos, pero las hostilidades continuaron.

En 1064 cristianos de varios países habían acudido a la cruzada predicada por Alejandro II contra los musulmanes de España y se dirigían hacia la toma de Barbastro, ciudad que dependía de Yusuf al-Muzaffar de Lérida. Éste no hizo nada por evitar la caída de la plaza, que terminó capitulando por falta de víveres. La ciudad fue recuperada en abril del año siguiente por al-Muqtadir, que por este hecho ganó fama y honores entre los musulmanes de todo al-Andalus.

Las hostilidades entre Zaragoza y Lérida terminaron con la definitiva victoria de al-Muqtadir y la anexión de Lérida a su reino en fecha desconocida, aunque próxima a 1080. Yusuf fue encarcelado por su hermano en el castillo de Rueda de Jalón.

Cómo citar este artículo:
Ruiza, M., Fernández, T. y Tamaro, E. (2004). . En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea. Barcelona (España). Recuperado de el .

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información