Alfonso de Zamora

(1476 - 1544) Erudito español de origen judío. Convertido al cristianismo en 1506, conocía en profundidad las lenguas hebrea, aramea, griega y latina, y fue el primer profesor de hebreo de la Universidad de Salamanca, donde tuvo como discípulos a los más doctos humanistas de su tiempo. Formó parte del grupo de eruditos que reunió el cardenal Francisco Jiménez de Cisneros para la edición de la Biblia Políglota Complutense (1514-1517), cuyo sexto volumen contiene un diccionario hebreo y arameo del Antiguo Testamento, un índice de palabras latinas y una gramática hebrea de su autoría.

Llamado por Cisneros para colaborar en la columna hebrea y aramea de la Biblia Políglota Complutense, el judeoconverso Alfonso de Zamora fue el primer catedrático de Hebreo de la Universidad de Alcalá de Henares. A pesar de haberse convertido su familia, y de sus indiscutibles conocimientos de las lenguas hebrea y aramea y de la tradición filológica hebrea del Medievo, en la Universidad de Salamanca no se le concedió de modo definitivo la cátedra de Tres Lenguas que había comenzado a enseñar provisionalmente. Es en ese momento cuando lo llamó Cisneros, pensando con el mismo espíritu abierto y renacentista con el que quería que funcionara la Universidad de Alcalá. Desde 1512 ocuparía la cátedra de Hebreo y Arameo durante más de treinta años.

En él recayó la responsabilidad principal de la columna hebrea de la Biblia Políglota Complutense, y seguramente también de la aramea, con la ayuda de otros dos conversos, el segoviano Pablo Coronel, y Alfonso de Alcalá. Aunque ese texto hebreo tiene algunas peculiaridades en su vocalización y acentuación que hoy nos resultan extrañas, se trata de un texto consonántico cuidado, fiel a los manuscritos, y con un criterio pedagógico muy claro: que puedan entenderlo los poco versados en la lengua hebrea. El texto arameo se limitó, por decisión de los editores, al volumen del Pentateuco, por opinar que en los restantes libros se aleja demasiado del original con sus glosas y adiciones.

En el volumen VI de la Políglota Complutense (1515) se publicó también su Gramática hebrea en latín (notablemente ampliada en forma independiente en 1526), además de un diccionario, un tratado de ortografía hebrea, una lista de términos gramaticales, etc. La Gramática, sobre todo en su segunda edición, es una de las mejores y más completas que se escriben en la Europa renacentista, ya que incorpora un conocimiento profundo de la filología hebrea de los autores andalusíes.

Escribió también una obra apologética en la que recoge los pasajes hebreos utilizados en la controversia judeo-cristiana. Desplegó además una notable actividad como copista y traductor de obras de los filólogos hebraicoespañoles.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información