Rodrigo de Zamorano

(Medina de Rioseco, Valladolid, ? - Sevilla, 1620) Cosmógrafo y matemático español. En calidad de cosmógrafo y matemático de sólida formación, entró a formar parte del personal científico de la Casa de Contratación de Sevilla en 1575. Desempeñó el puesto de instructor de los pilotos y del reconocimiento de los instrumentos, que llegó a construir con gran destreza; por esta razón en 1579 obtuvo la comisión de cosmógrafo encargado de la fabricación de instrumentos en la Casa. Al parecer desarrolló una intensa actividad no sólo en las cuestiones de navegación de las Indias, al colaborar con Pedro Sarmiento de Gamboa en la elaboración de mapas para la exploración del estrecho de Magallanes, sino también en el registro de un eclipse de luna y varios cometas.

En 1586 fue nombrado piloto mayor de la Casa, mientras que mantuvo sus otros empleos, hecho que significó el monopolio del trabajo científico en dicha institución, y que abrió una fuerte polémica. Las críticas más fuertes fueron dirigidas por Domingo de Villarroel, un cosmógrafo veneciano con licencia para hacer mapas pero sin nombramiento en la Casa, junto con Grateo, un fabricante de instrumentos francés.

Finalmente, el Sindicato de Pilotos de Sevilla se unió a la campaña contra Zamorano al argumentar su falta de experiencia como marino. Este alegato fue rebatido con facilidad por el Consejo de Indias que siguió considerando que las funciones a desempeñar por el piloto mayor y por los cosmógrafos debían determinarse por la cualificación científica (teórica) de la persona nombrada. Sin embargo, en 1596, Andrés García de Cespedes reemplazó a Zamorano como piloto mayor hasta noviembre de 1598, fecha en la que éste fue rehabilitado en el cargo.

El Consejo de Indias ordenó a Zamorano, Céspedes y Pedro Ambrosio de Onderiz, que colaboraran en la revisión del Padrón. Como Ondériz murió sin que el trabajo estuviese muy avanzado, Zamorano colaboró con Céspedes a entera satisfacción del Consejo. Zamorano estuvo casado con doña Josefa de Oceta y tuvo tres hijos, Rodrigo, Blas y Margarita. En febrero de 1613, debido a su edad y su estado de salud, obtuvo una digna pensión.

Sus dos trabajos más notables fueron un libro de texto dedicado a la náutica y una Cronología y repertorio de la razón de los tiempos. Ambos destacaron por la claridad en la presentación y la modernidad de su contenido. El Compendio contiene descripciones didácticas de astrolabios y cuadrantes, instrucciones para el uso de la ballestilla (o cruz geométrica), la caja de la aguja de marear y de cómo fijar un punto en una carta marina. Discute también la medida de la longitud (es decir, la conversión de los grados en distancias) y del tiempo. El libro alcanzó cinco ediciones hasta el final de la centuria. La edición de 1588 fue traducida al inglés y publicada como apéndice al texto más popular en este idioma, Certaine errors of navigation de Edward Wright, obra también de gran difusión. Zamorano estableció también un museo o colección de rarezas de todo el mundo y un jardín botánico.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información