Agustín de Zárate

(Valladolid, hacia 1514 - Sevilla?, hacia 1577) Historiador español. En 1528 fue nombrado secretario del Real Consejo de Castilla. En 1543 pasó al Perú en calidad de contador de mercedes de dicha región y Tierra Firme, con el encargo de poner en orden las cajas de la Real hacienda de aquella provincia, yendo allí en la escuadra que condujo al virrey Núñez Vela. Secretario de la Audiencia, se vio envuelto en las luchas civiles que asolaban el país. Ante la rebelión de Gonzalo Pizarro, Agustín de Zárate se puso de parte del virrey Blasco Núñez Vela. Más tarde Carlos I premió sus servicios con el cargo de gobernador de la Hacienda de Flandes. En sus ocios compuso Historia del descubrimiento y conquista del Perú (Amberes, 1555), que comprende desde la conquista del territorio hasta su pacificación por Pedro de La Gasca.

Escritor metódico y buen estilista, su obra, poco original, gozó de alto prestigio y fue traducida al italiano, inglés, francés y alemán. Zárate muestra un notable dominio del oficio literario; escribe con método y claridad, con mucha galanura de lenguaje y estilo. Vedia, uno de los editores de la obra, afirmó que es ésta "uno de los monumentos históricos más bellos (quizá el primero) de nuestra lengua".

Los primeros cuatro libros de esta crónica narran el periodo que va desde los preparativos de Francisco Pizarro para el descubrimiento de la región hasta la llegada de Zárate. Los tres últimos contienen lo sucedido en el Perú de 1544 a 1550 y están escritos (sobre todo el quinto, de cuyos sucesos el autor fue testigo) con mayor realismo e intensidad dramática

En cuanto a documentación, el propio Agustín de Zárate nos informa de que lo principal del descubrimiento lo tomó de Rodrigo Lozano, vecino del Trujillo peruano, y de otros que lo vieron. En lo siguiente, incluso en la parte de los sucesos que podía conocer por sí mismo, Jiménez de la Espada ha comprobado que se sirvió de un manuscrito que perteneció a La Gasca. Se ajusta, pues, la obra al frecuente modelo de las que hombres cultos redactan sobre materiales ajenos, poniendo en su buena composición todo el esfuerzo que los investigadores emplean en allegarlos.

La Historia del descubrimiento y conquista del Perú se imprimió en 1555 por orden de Felipe II, príncipe aún, que leyó el original en su viaje a Inglaterra; el autor la mantenía inédita por el riesgo que entrañaba publicarla cuando aún vivían los actores de los sucesos.