Constantino

La antigua ciudad griega de Bizancio, fundada según la tradición en el 657 a.C., había sido fuerte y próspera durante siglos gracias a su estratégica situación en el estrecho del Bósforo, paso obligado de los barcos que transportaban los cereales desde las fértiles llanuras al norte de Mar Negro hasta los populosas ciudades de Grecia y Asia Menor. En el siglo IV, sin embargo, la vieja ciudad languidecía, tras haber perdido su autonomía con Vespasiano y ser arrasada por Septimio Severo en el 196 d.C. En el emplazamiento de la antigua Bizancio emprendió Constantino el Grande la construcción de la nueva capital imperial, que sería llamada Constantinopla y quedaría como una de sus más importantes realizaciones. El siguiente vídeo expone los principales hechos de la vida del emperador, centrándose especialmente en el devenir de la ciudad por él fundada.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies Entendido Más información