Pablo Picasso

 
Les demoiselles d'Avignon. La irreverencia y creatividad de Picasso llegaron al paroxismo con Les demoiselles d'Avignon, (Las señoritas de Aviñón, 1906-07, Museo de Arte Moderno, Nueva York). Este cuadro que supuso la superación de las etapas anteriores y el inicio de la revolución artística picassiana. Es una pintura que une ciertas huellas del arte primitivo africano con la sutil presencia de las formas greco-ibéricas, y que fue incomprendida por sus más allegados, lo cual hizo que Picasso la archivara en su taller. Sin embargo abrió el camino que el pintor transitó inmediatamente después, el cubismo, el estilo que hizo furor durante la segunda década del siglo XX y al que se convirtieron enseguida Georges Braque, Juan Gris y Ferdinand Léger.