Las aventuras de Arthur Gordon Pym

Esta narración de aventuras marinas del escritor norteamericano Edgar Allan Poe fue publicada parcialmente en la revista The Messenger en 1837, y luego, ya completa, en 1838. Su protagonista, Arthur Gordon Pym, es hijo de un comerciante de Nantucket. Siendo todavía muy joven traba amistad con el hijo de un marino mercante, August Barnard.

Impresionado por los relatos de August y sintiéndose atraído a la vida marinera por la aspectos aventureros y terribles, que fascinan la imaginación profunda y ardiente del protagonista, Arthur Gordon Pym decide embarcarse a escondidas en la ballenera Grampus, capitaneada por el padre de su amigo. El propio August esconde a Arthur con algunas provisiones en la estiba, prometiéndole que en cuanto se hallen fuera del puerto vendrá a liberarlo.


Edgar Allan Poe

Pero ocurre que, apenas llegada la nave a alta mar, estalla una rebelión a bordo y los amotinados, tras asesinar a buen número de marineros, abandonan a los demás (entre los que se halla el capitán) en una chalupa. Entretanto, Arthur Gordon Pym logra sobrevivir en la nave gracias a la protección de un contramaestre medio indio, Dick Peters, que al cabo de algunos días pudo descender a la estiba y salvar a Arthur, el cual, tras terribles sufrimientos, estaba a punto de morir de hambre y de sed en el ambiente mefítico de la bodega.

Poco después el contramaestre, simulando con ayuda de los dos muchachos una macabra aparición, se apodera con poca dificultad del mando del barco. Apenas terminada la batalla, una terrible tempestad barre y desencuaderna completamente el navío; Arthur y Peters logran salvarse atándose sólidamente al puente. Aplacado el huracán, ven aparecer una nave a la que saludan como salvadora; pero, al acercarse, descubren en el puente numerosos cadáveres en estado de avanzada descomposición, en los que se ceban las aves rapaces.

Por fin, a punto ya de morir de hambre, los recoge el buque Jane Guy de Liverpool, que va en busca de unas islas del Mar Antártico con la idea de dirigirse después hacia el Polo Sur. Tras algunos días de navegación, desembarcan en la negra isla de Tsalal, donde los diabólicos salvajes fingen acogerlos amigablemente; pero luego, valiéndose de la singular estratificación de las colinas de la isla, los indígenas provocan, con una línea continua de hoyos y empalizadas a la profundidad de un par de pies, una rotura parcial del suelo, y a una señal dada, un alud artificial sepulta a todos los blancos en el fondo del valle. Arthur y Peters se salvan por casualidad y, tras no pocas dificultades y peligros, y después de haber presenciado desde lo alto la destrucción de la nave por los salvajes, logran embarcarse en una canoa y huir de la isla maldita.


Ilustración de Las aventuras de Arthur Gordon Pym

Prosiguiendo hacia el Sur, llegan a los 84º de latitud. En cierto momento llueve sobre ellos una especie de ceniza; la barrera de nieblas comienza a dibujarse nítidamente con formas gigantescas y espantosas, y por fin se hallan frente a una figura enorme, mucho mayor que ningún ser humano, con la piel del color de la nieve más blanca. Aquí se interrumpe la historia, pues faltan los tres últimos capítulos, en los que (según dice el autor) debían narrarse cosas interesantes del propio Polo, en torno al cual había en aquel tiempo una apasionada sed de descubrimientos.

Las aventuras de Arthur Gordon Pym es una narración aventurera y fantástica que se asemeja a la novela setecentista de Defoe y Smollett y que probablemente inspiró, además de las novelas de anticipación de Julio Verne, a Stevenson, a Conrad y a Masefield. Con largas digresiones científicas, mediante las cuales intenta dar un tono verosímil a la narración, Edgar Allan Poe alterna cuadros de horror, como los días de pesadilla pasados por Arthur en la estiba del barco y la aparición de la nave fantasma, con descripciones de singular eficacia, como la de la isla de Tsalal y de sus negruras infernales, en impresionante contraste con la fulgurante blancura de las nieves.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información