Osama bin Laden

Terror paralizante, miedo, pánico, cólera, odio, rebeldía... estos sentimientos se mezclaron en los Estados Unidos, pero también en el extranjero, después de aquella masacre sin precedentes de violencia terrorista, retransmitida casi totalmente en directo por la televisión. Las cámaras aparecieron en el lugar de la tragedia tan pronto como el primer avión se estrelló en una de las Torres Gemelas. Nada más empezar a salir imágenes del incendio en el primer rascacielos, surgió en pantalla el segundo avión, que inmediatamente chocó contra la segunda torre, esta vez ante los ojos petrificados de los telespectadores, que asistieron en directo a esa mortal película de los hechos. El primer vídeo recoge el instante del impacto del segundo avión, filmado desde un helicóptero de la cadena MSNBC.

Además de la muerte instantánea de todos los pasajeros, los impactos de los aviones causaron fuertes daños en la estructura de las torres, que se vinieron abajo apenas una hora después, arrastrando en su caída a miles de personas que no habían podido ser evacuadas. El segundo vídeo corresponde al desmoronamiento de la torre norte.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información