David Beckham

En este vídeo, correspondiente a un partido entre las selecciones de Grecia e Inglaterra, podemos apreciar una de la virtudes en las que el centrocampista británico David Beckham parece no tener rival: las jugadas a balón parado, y particularmente los libres indirectos. Una ejecución perfecta imprime una parábola impresionante al balón, que penetra por la escuadra y deja clavado en su sitio al portero.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información