Pedro Aguirre Cerda

(Pocuro, 1879 - Santiago de Chile, 1941) Político, educador y abogado chileno. «Habitación sana, trabajo abundante y aumento de cultura» fue el lema de la campaña electoral y el objetivo central de la política desarrollada por Pedro Aguirre Cerda, presidente de Chile desde 1938 hasta 1941. Dirigente del Partido Radical, fue elegido por una coalición que agrupó su partido con los partidos socialista, comunista y demócrata, más la Confederación de Trabajadores de Chile. Todas estas formaciones integraban el Frente Popular, forjado en un contexto histórico que operó también en países como Francia y España.


Pedro Aguirre Cerda

Durante la presidencia de Pedro Aguirre Cerda se creó la Corporación de Fomento de la Producción, CORFO, que fue la impulsora fundamental en el proceso de industrialización del Chile moderno; el gobierno de Aguirre dio además una mayor representación a los sindicatos, aumentó los salarios de los trabajadores y fomentó la construcción de viviendas y escuelas. Aguirre murió el 25 de noviembre de 1941 en Santiago de Chile, antes de concluir su mandato.

Biografía

Pedro Aguirre Cerda cursó estudios secundarios en el Liceo de San Felipe e ingresó en el Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile, donde se graduó como profesor de español; siguió luego la carrera de derecho en la Universidad de Chile, por la que se licenció en 1904, y viajó a Francia para especializarse en derecho administrativo.

Miembro del Partido Radical, fue elegido diputado por San Felipe (1915-1918) y por Santiago (1918-1921) y senador por Concepción (1921-1924). Durante el gobierno de Juan Luis Sanfuentes (1915-1920) fue nombrado ministro de Justicia e Instrucción Pública, cargo desde el cual impulsó la promulgación de la ley de instrucción primaria obligatoria.

En el primer gobierno de Arturo Alessandri (1920-1924) se desempeñó como ministro del Interior, promoviendo reformas sociales para paliar los efectos de la depresión económica. Después del golpe militar de 1925, Aguirre se exilió en Buenos Aires; interesado por los problemas socioeconómicos y culturales de su país, escribió obras como La instrucción secundaria en Chile (1904), El problema agrario (1929) y El problema industrial (1933).

Aunque se había opuesto originalmente a su creación, en 1938 se presentó a las elecciones presidenciales como candidato del Frente Popular (integrado por los partidos Radical, Democrático, Socialista y Comunista, y la Confederación de Trabajadores de Chile) con un programa basado en la lucha contra el imperialismo y el subdesarrollo y en la defensa de los derechos democráticos.

En la presidencia (1938-1941)

Pedro Aguirre Cerda fue elegido presidente de la República el 25 de octubre de 1938, convirtiéndose en el primer político procedente del radicalismo en ocupar la primera magistratura del país. Asumió el cargo el 24 de diciembre del mismo año y su mandato, a pesar de su brevedad, fue uno de los más populares del siglo XX; el nuevo presidente gozó de gran estimación entre la clase media y obrera por su sencillez y sobriedad en el vivir.

En los inicios de su gobierno hubo de hacer frente a las consecuencias del gran terremoto de Chillán (1939), que asoló la zona entre Talca y Biobío y provocó la muerte de miles de personas, la destrucción de otras tantas viviendas y la pérdida de gran parte de la producción agrícola. Para la reconstrucción de la zona devastada por el sismo se crearon la Corporación de Reconstrucción y Auxilio (CORA) y la Corporación de Fomento de la Producción (CORFO); con esta última se buscó promover el desarrollo siderúrgico, la electrificación y la actividad manufacturera. Se modernizó el sistema ferroviario, incorporándose el tren rápido "Flecha del Sur".


Fotografía oficial del presidente Aguirre (1938)

A nivel internacional, su presidencia coincidió parcialmente con la Segunda Guerra Mundial, que repercutió seriamente en la economía chilena al afectar al comercio exterior, pese a la neutralidad declarada en el conflicto. A su gobierno le correspondió asimismo acoger, por iniciativa del poeta Pablo Neruda, a los refugiados republicanos que arribaron huyendo de la Guerra Civil española (1936-1939) a bordo del Winnipeg, y que integraron el contingente más nutrido de inmigrantes en aquellos años.

En una primera fase de su mandato, Pedro Aguirre Cerda tuvo problemas con los componentes del Frente Popular, pues la disparidad de objetivos entre radicales y socialistas fue minando la cohesión del mismo. Los comunistas, que no ocuparon puestos ministeriales, se disputaron con los socialistas los cupos sindicales. Por otra parte, el Partido Radical ejerció presiones e intromisiones en el ejecutivo a través de su junta central, en tanto que la derecha se preocupó de las perturbaciones sociales y económicas y, haciendo uso de su mayoría en el Congreso, frenó iniciativas gubernamentales.

Este panorama cambió en las elecciones parlamentarias de 1941, en las que el Frente Popular obtuvo una gran mayoría, pese a que se había producido la retirada del Partido Socialista de Chile de la coalición gubernamental. De acuerdo con el lema "Gobernar es educar", se crearon más escuelas y puestos de maestros (el número de alumnos pasó de 110.000 a 616.000 en 1941), se reabrió la Escuela Normal José Abelardo Núñez (que había sido cerrada en administraciones anteriores) y se fomentó el desarrollo de la educación técnica, industrial y minera.

La Universidad de Chile experimentó una reforma interna, y se creó la Facultad de Economía y Comercio. Durante el gobierno de Aguirre se postuló al Premio Nobel a la poetisa Gabriela Mistral, y se envió al Congreso el proyecto de ley que creaba el Premio Nacional de Literatura. Las relaciones del poder político con la Iglesia se desarrollaron dentro de un marco de normalidad, y así el Vaticano designó como arzobispo de Santiago a monseñor José María Caro Rodríguez (quien más tarde se convertiría en el primer cardenal de Chile).

La preocupación presidencial estuvo centrada en el bienestar de la clase obrera, lo que se tradujo en mejoras en los servicios de asistencia social, salubridad y previsión. Se impulsaron los sindicatos obreros, se implementó una política de incrementos de salarios con relación a las utilidades de la empresa y se promulgó la ley de sueldos vitales por departamentos de provincia que se fijaba anualmente. Bajo la administración de Aguirre Cerda se dictó el decreto que fijó los límites del Territorio Antártico Chileno (entre los 53° y 90° de longitud oeste y el polo sur como latitud más austral).

En noviembre de 1941, una penosa enfermedad obligó a Pedro Aguirre Cerda a delegar sus funciones en su ministro del Interior, Jerónimo Méndez Arancibia. Días más tarde falleció. Sus funerales son recordados por la masiva presencia del pueblo chileno. Se casó con Juana Aguirre Luco y no tuvo descendencia.

Cómo citar este artículo:
Ruiza, M., Fernández, T. y Tamaro, E. (2004). . En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea. Barcelona (España). Recuperado de el .

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información