Alarico I

(Perice, actual Rumania, 370 - Cosenza, actual Italia, 410) Rey visigodo (396-410). Alarico luchó en su juventud al lado de los romanos, a las órdenes de Teodosio I el Grande, pero a la muerte del emperador decidió actuar por cuenta propia. En el año 396 arrasó Grecia y amenazó Constantinopla; pero, tras ser atacado por Estilicón, general romano de origen vándalo que servía a Honorio, emperador de Occidente, se vio forzado a replegarse.


Alarico

En el año 400 Alarico marchó sobre Italia, para ser detenido de nuevo por Estilicón, quien lo derrotó en Pollentia y Verona, y lo forzó a retirarse a Iliria (403). Después de la ejecución de Estilicón (407), ordenada por Honorio, el ejército del romano se disgregó, y Alarico pudo avanzar sin oposición por Italia.

En el 410 puso sitio a Roma, esperando alcanzar un acuerdo con Honorio que permitiese a los visigodos establecerse dentro de las fronteras del imperio. Honorio se negó a negociar y Alarico, enfurecido, ordenó asaltar la Ciudad Eterna. Roma fue tomada y saqueada, hechos que provocaron una terrible impresión en el imperio. A continuación, Alarico intentó pasar a África, con la intención de instalarse allí, pero un temporal se lo impidió, muriendo a causa de las fiebres pocos días después.