Gabriel Alomar

(Palma de Mallorca, 1873 - El Cairo, 1941) Escritor español en lenguas castellana y catalana que encarnó la tendencia más progresista del catalanismo cultural y político. Trabajó como catedrático de Literatura en Figueras (Girona) y Palma de Mallorca. Colaboró con El poble catalá, y fue miembro fundador del Partit Republicá Catalá (1917) y de la Unió Socialista de Catalunya (1923). Diputado durante las Cortes constituyentes de la Segunda República, fue nombrado embajador en el Quirinal (1932-1934) y Egipto (1936-1938).

Su ensayo La estética arbitraria (1906), una activa reacción contra el naturalismo, ejerció una gran influencia en la obra de Eugeni d´Ors. Como poeta, Alomar se inscribe en la escuela mallorquina, caracterizándose por una concepción romántica a la vez que parnasiana, que incorpora finalmente los fundamentos modernistas. Toda su poesía está recogida en el libro La columna de foc (La columna de fuego, 1911).

Otras obras suyas son Notas marginales al Quijote (1907), La guerra a través de un alma (1917), El frente espiritual (1918), Verba (1918), La formación de sí mismo (1920) y La política idealista (1922). Su obra más popular, El futurismo, sobre una conferencia que leyó en el Ateneo Barcelonés en 1904, fue escrita mucho antes de que F. Marinetti publicara su famoso manifiesto.