Jacques Anquetil

(Mont-Saint-Aignan, 1934 - Rouen, 1987) Ciclista francés considerado uno de los más importantes de la historia de este deporte. Se proclamó en cinco ocasiones campeón del Tour de Francia (1957, 1961, 1962, 1963 y 1964) y destacó por su gran habilidad en la lucha contra el crono. Con tan sólo 22 años batió el récord de la hora, por aquel entonces en poder del italiano Fausto Coppi, y superó su propia marca en esta especialidad en 1967, cubriendo una distancia de 46,159 kilómetros; este registro, sin embargo, no fue homologado por negarse el ciclista a someterse al control antidoping.


Jacques Anquetil

Especialista en pruebas contrarreloj y en carreras por etapas, el periplo de Anquetil como corredor está plagado de éxitos, pero también de dificultades hasta alcanzar sus triunfos más relevantes. Jacques Anquetil destacó en su juventud como un ciclista de enorme proyección, que venció en 1952 en el campeonato nacional de aficionados y obtuvo la medalla de bronce en la carrera por equipos de la Olimpíada de Helsinki en el mismo año. En su primera carrera como profesional, en 1953, se impuso de manera contundente en el Gran Premio de las Naciones.

Anquetil logró su primera victoria en el Tour de Francia en 1957, pero tuvo luego que atravesar una dura crisis por el alto sacrificio que imponen las carreras profesionales. Se retiró en la edición de 1958, fue tercero en la de 1959 y no participó en la de 1960, prefiriendo afrontar un sistemático y exigente plan de preparación para su regreso al año siguiente.

Al final de la década de los años cincuenta topó con la plenitud de un gran escalador, el español Bahamontes, pero su progresiva adaptación a la montaña y la importancia que adquirieron en el Tour las etapas contrarreloj permitieron a Anquetil completar una trayectoria deslumbrante desde 1961 a 1964, con cuatro triunfos consecutivos, imponiéndose a la vez en otras carreras prestigiosas, como el Giro de Italia (1960, 1964) o la Vuelta a España (1963). En 1963 consiguió el triplete (Vuelta, Giro, Tour) y en 1964 el doblete (Giro, Tour).

Ya en la etapa descendente de su carrera, se concentró en la disputa de pruebas menos exigentes, como las llamadas carreras de un día, para aumentar su palmarés (París-Burdeos o Lieja-Bastón-Lieja), y en el récord de la hora, para aprovechar su extraordinaria capacidad para afrontar las carreras contrarreloj. Corredor elegante, que nunca dejó traslucir su cansancio en los momentos más duros de la carrera, a su sombra languidecieron excelentes corredores, como fue el caso de Raymond Poulidor, que fue conocido como "el eterno segundón".

Cómo citar este artículo:
Ruiza, M., Fernández, T. y Tamaro, E. (2004). . En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea. Barcelona (España). Recuperado de el .

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información