Charles Glover Barkla

(Widnes, 1877 - Edimburgo, 1944) Físico inglés galardonado con el Premio Nobel de Física en 1917 por sus investigaciones acerca de las radiaciones emitidas por las sustancias al ser expuestas a los rayos X. Estudió matemáticas y física en la Universidad de Liverpool, donde obtuvo la licenciatura en 1898 y el doctorado en 1904. Fue profesor en Liverpool hasta 1909, cuando obtuvo la cátedra Wheatstone de Física del King's College de Londres. Desde 1913 hasta su muerte ocupó el cargo de catedrático de Filosofía Natural de la Universidad de Edimburgo, Escocia.


Charles Glover Barkla

Cuando Charles Barkla observó por primera vez la emisión de radiación secundaria procedente de las sustancias expuestas a los rayos X, comprendió que dicha radiación era causada por la dispersión de los rayos X primarios. Puesto que la intensidad de la radiación secundaria (compuesta principalmente por electrones) se incrementaba con la densidad de la sustancia, Barkla llegó a la conclusión de que cuanto mayor fuese la masa de los átomos y las moléculas de la sustancia, más electrones contendrían. Ésta fue la primera sugerencia de la existencia de un vínculo entre el número de electrones del átomo de un elemento y su posición en la tabla periódica de los elementos.

Charles G. Barkla descubrió más tarde que la radiación secundaria procedente de los átomos y moléculas más pesados tenía dos componentes. Uno eran los rayos X que se dispersaban sin modificarse; el otro, un tipo de radiación más penetrante, llamada radiación característica por ser específica de cada elemento. En investigaciones posteriores demostró la existencia de dos formas de radiación característica producida por los átomos de los elementos más pesados, y llamó radiación K a la más penetrante de las dos y radiación L a la menos penetrante.

La radiación característica fue esencial en las investigaciones sobre la estructura interna de los átomos. Así, contribuyó al trabajo del físico inglés Henry Moseley, que estableció el significado del número atómico (el número de protones existentes en un átomo), y del físico sueco Kai Manne Siegbahn, que analizó el espectro de los rayos X.

Barkla también demostró que los rayos X eran ondas transversales como la luz, confirmando que se trataba de una forma más de radiación electromagnética. Aunque era un completo experimentador y tenía amplios conocimientos de física, en 1916 todavía rechazaba la teoría cuántica de sus colegas Max Planck, Albert Einstein y Niels Bohr. Los trabajos posteriores de Barkla se centraron en la búsqueda del fenómeno J (radiación más penetrante que la radiación K), sin obtener resultados productivos.