San Basilio el Grande

(Cesarea, hacia 329-379) Doctor de la Iglesia católica y uno de los cuatro Padres (junto a San Atanasio, San Gregorio Nacianceno y San Juan Crisóstomo) de la Iglesia ortodoxa. Fue, sobre todo, el iniciador de la vida cenobítica. Entre sus muchas obras cabe destacar numerosas homilías, tratados sobre la vida monástica y un abundante epistolario. En sus escritos teológicos hubo de combatir a los arrianos, tratando a la vez de atraerlos a la ortodoxia.


San Basilio el Grande

También llamado San Basilio de Cesarea y San Basilio Magno, pertenecía a una familia de antigua tradición cristiana: su madre Emelia, su hermana Marina y sus hermanos Gregorio de Nisa y Pedro de Sebaste serían venerados como santos. Estudió en Constantinopla y en Atenas e intimó con su condiscípulo Gregorio Nacianceno; el futuro emperador Juliano el Apóstata fue también uno de sus compañeros de estudios. Hacia el año 356, habiendo fallecido su padre, Basilio volvió a Cesarea para enseñar retórica.

Concibió entonces el deseo de consagrarse al ahondamiento espiritual: recibió el bautismo, visitó a eremitas de Siria y Egipto y en el 358 se retiró a un cenobio no lejos de Neocesarea. Allí preparó con su amigo Gregorio Nacianceno una antología de textos de Orígenes titulada Filocalia (florilegio), y empezó a componer las dos reglas monásticas a las que daría forma definitiva en períodos sucesivos (primero las longiores o fusius tractatae y luego las breviores o brevius tractatae). Tales normas, donde figuran preceptos de Eustacio de Sebaste, muy amigo de Basilio en aquel momento y más tarde enemistado con él, se hallan todavía en la base del monacato oriental.

Ordenado sacerdote en el año 364, en 370 fue elegido obispo de Cesarea. Contrario al arrianismo, se negó a abrir sus iglesias a los herejes e hizo caso omiso de las amenazas del emperador, al tiempo que se dedicaba, hasta su fallecimiento, a elaborar fórmulas conciliatorias del dogma de la Santísima Trinidad que permitiesen una polémica más resuelta contra los seguidores más extremistas de Arrio e invitaran a los semiarrianos a la concordia y a la sumisión. Y así, entre "esencia" y "existencia individua", llegó a la conclusión de la igualdad sustancial de las tres personas, distintas, en cambio, como individualidad; al mismo tiempo, y respecto de los semiarrianos, admitió la sustitución del término "consustancial" por la fórmula "semejante inmutablemente en la esencia".

Estas definiciones y el conjunto de la posición teológica de San Basilio aparecen expresadas más claramente en las epístolas que en los escritos teológicos y exegéticos, entre los cuales figuran nueve homilías sobre la creación, dieciocho acerca de los Salmos (aunque solamente trece son auténticas) y otras veinte aproximadamente sobre otros temas. Notable interés en cuanto a la actitud de los cristianos respecto de la cultura clásica ofrece el Discurso a los jóvenes sobre la manera de sacar provecho de la literatura griega.

Otros textos poseen menos importancia, y de algunos se discute la autenticidad: De virginitate, por ejemplo, debe atribuirse más bien el contemporáneo y homónimo obispo de Ancira, uno de los jefes del grupo semiarriano. San Basilio es también padre de la liturgia que lleva su nombre, vigente aún, con ciertas modificaciones, en el culto griego. La festividad de San Basilio el Grande es celebrada el 2 de enero por la Iglesia romana y el 1 de enero por la Iglesia griega; en la tradición griega la figura de San Basilio cumple un cometido similar al Papá Noel o los Reyes Magos, trayendo regalos a los niños el primero de año.

Cómo citar este artículo:
Ruiza, M., Fernández, T. y Tamaro, E. (2004). . En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea. Barcelona (España). Recuperado de el .

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información