Friedrich Bessel

(Minden, Alemania, 1784 - Königsberg, hoy Kaliningrado, 1846) Astrónomo alemán. Fue fundador (1813) y primer director vitalicio del observatorio de Königsberg. En 1804 calculó la órbita del cometa Halley. Aprovechando y ampliando las observaciones llevadas a cabo en Greenwich por James Bradley, catalogó con extrema precisión en su obra Fundamentos de astronomía (1818) la posición de 50.000 estrellas, lo que le permitió, en 1838, ser el primero en medir la paralaje y la distancia a una estrella (0,31' y 10,3 años luz para 61 Cygni). En 1844 sugirió el carácter de sistema binario para Sirio y Proción, hipótesis que quedaría confirmada posteriormente con el descubrimiento de Sirio B y Proción B. Análogamente, sugirió la existencia del planeta Neptuno. En matemáticas, introdujo las funciones que utilizó para determinar el movimiento de tres cuerpos bajo mutua influencia gravitacional, hoy conocidas como «funciones de Bessel».


Friedrich Bessel

Las múltiples investigaciones y mediciones realizadas por Friedrich Wilhelm Bessel, además de su intrínseco valor astronómico, supusieron el fundamento de las modernas técnicas de medición en esta ciencia, en la que exactitud y sensibilidad resultan factores de la mayor importancia. Hijo de un funcionario público, se hallaba bien dotado para las matemáticas y se formó como aprendiz de contador, pero su interés por los viajes lo indujo a estudiar astronomía náutica. A partir de datos registrados en el siglo XVII, el joven Bessel calculó en 1804 la órbita del cometa Halley y envió sus trabajos al astrónomo Heinrich Wilhelm Olbers, muy prestigioso en su época, quien elogió la obra de Bessel y favoreció su acceso al ámbito científico.

En 1809 fue encargado de la construcción del observatorio de Königsberg (la posterior Kaliningrado), en el que permanecería como director hasta su fallecimiento. Friedrich Bessel no tardó en comprender la necesidad de instrumentos más precisos que los empleados hasta entonces para determinar con la mayor exactitud posible las constantes astronómicas, como la precesión, la aberración y la refracción, así como las coordenadas de las estrellas. Nombrado también profesor de astronomía y matemáticas de la Universidad de Königsberg, su trayectoria conferiría gran prestigio tanto a la Universidad como al Observatorio.

En un principio, Bessel se dedicó a aumentar la exactitud de las mediciones de la posición y el movimiento de los astros. Para ello determinó cuáles eran las causas de los errores experimentales y desarrolló un método de análisis que incluye las llamadas funciones de Bessel, las cuales también poseen aplicaciones no astronómicas. Usó por vez primera el heliómetro, construido para medir el diámetro aparente del Sol.

La precisión de sus mediciones hizo posible que determinara la paralaje (pequeño movimiento aparente de un astro, debido al movimiento de la Tierra alrededor del Sol) de la estrella 61 de la constelación del Cisne, lo que, aparte de confirmar las ideas de Copérnico, favoreció la determinación aproximada de la distancia entre el Sol y sus planetas. La observación de pequeñas irregularidades en los movimientos de Urano lo condujo a predecir la existencia de Neptuno. Análogos razonamientos lo llevaron a especular sobre la presencia de estrellas compañeras en Sirio y Proción. Aquejado de cáncer, murió el 17 de marzo de 1846 en Königsberg.

Cómo citar este artículo:
Fernández, Tomás y Tamaro, Elena. «». En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea [Internet]. Barcelona, España, 2004. Disponible en [fecha de acceso: ].

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información