Alfredo Bigatti

(Buenos Aires, 1898-1964) Escultor argentino. Estudió en la Academia de Bellas Artes de Buenos Aires, donde fue profesor a partir de 1918, y viajó por varios países de Europa (España, Gran Bretaña, Bélgica, Grecia, Holanda y Francia) entre los años 1924 y 1928. En París recibió las enseñanzas de Antoine Bourdelle (1923-1924). Luego, durante más de dos décadas (1929-1952), enseñó en la Escuela Industrial de la Nación Otto Krause y en la Escuela de Artes Decorativas de 1932 a 1952.

Fuertemente influido por Bourdelle, pero también abierto a las innovaciones de las vanguardias, Bigatti abrió, sin recurrir a rupturas arbitrarias, el camino de la modernidad en la escultura argentina. Modernidad que, en su caso, consistía en una concepción arquitectónica y monumental de la escultura. El más destacado monumentalista argentino de su generación, como lo llama Julio Payró, fue autor de numerosas obras en las que se rescatan hechos y figuras de la historia nacional: Monumento a Bartolomé Mitre (La Plata), Roca y la conquista del desierto (Neuquén) y Monumento Nacional a la Bandera (Rosario), éste en colaboración con José Fioravanti.

Perteneció a la Academia Nacional Argentina de Bellas Letras, presidió la Sociedad Argentina de Artistas Plásticos y fue Vicepresidente de la Sociedad de Acuarelistas, Pastelistas y Grabadores. Obtuvo el Gran Premio Nacional de 1935, el Gran Premio de la Expo de París de 1937, y una medalla en la Exposición Universal de Bruselas.