Conde de Buffon

(Georges Louis Leclerc, Conde de Buffon; Montbard, Francia, 1707 - París, 1788) Naturalista francés. Hijo de un funcionario de la región de Borgoña, ingresó por indicación paterna en la Universidad de Dijon para estudiar derecho. En 1728 se trasladó a Angers para satisfacer su verdadera vocación, y allí estudió medicina, botánica y matemáticas.


Georges Louis Leclerc, Conde de Buffon

Tras permanecer dos años en Italia y Gran Bretaña, con ocasión de la muerte de su madre regresó a Francia y se instaló en la heredad familiar de Montbard. En 1739 fue nombrado administrador de los Reales Jardines Botánicos, y se le encomendó la elaboración del catálogo de la documentación sobre historia natural perteneciente a las colecciones reales.

Este encargo le sirvió de excusa para preparar una obra general y sistemática que comprendiera todos los conocimientos de la época en historia natural, geología y antropología, y que tituló Historia natural, general y particular. El proyecto original constaba de cincuenta volúmenes, de los que sólo pudo publicar en vida treinta y seis, dispuestos en cuatro entregas de quince (1749-1767), siete (1774-1789), nueve (1770-1783) y cinco (1783-1788) volúmenes, respectivamente.

Profusamente ilustrada y escrita en un estilo ampuloso, fue muy leída en toda Europa (y le valió el reconocimiento de Luis XV, quien le otorgó en 1773 el título de Conde de Buffon), pero también recibió duras críticas. En la sección más conocida de la obra, Époques de la nature, Buffon fue el primero en dividir la historia geológica en una serie ordenada de etapas, introduciendo el concepto de «evolución» en el ámbito de la historia natural; aunque no llegó a aplicarlo a las especies, sus ideas prepararon el terreno para el evolucionismo de Lamarck y Darwin.

Nominalista y contrario al sistema taxonómico de Carlos Linneo, sus nociones sobre «especies perdidas» ejercieron gran influencia en la paleontología, empezando por Georges Cuvier. En su estudio del ser humano se mostró fuertemente influido por Descartes. Asimismo sugirió que el origen de los planetas pudiera ser el choque entre el Sol y un cometa errante. Aunque no fue un enciclopedista, abogó por una labor científica no mediatizada por juicios apriorísticos (especialmente de índole religiosa), planteamiento que la Historia natural, general y particular comparte con la coetánea Enciclopedia de Diderot y D'Alembert.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información