Tego Calderón

(Santurce, Puerto Rico, 1972) Compositor y cantante puertorriqueño, una de las figuras del reggaetón y del hip hop latino más destacadas del panorama actual.


Tego Calderón

El 1 de febrero de 1972 nació Tego Calderón en el seno de una familia acomodada de la localidad de Santurce. Con el paso de los años aquel niño llegaría a convertirse en uno de los cantantes más famosos de reggaeton y música nativa de su país, Puerto Rico. Sus composiciones han conseguido tener un éxito importante, en buena parte debido a que demuestran una importante influencia de la salsa y los ritmos característicos de la música antillana; no cabe duda de que ello es el resultado de su gran admiración por el cantante y compositor Ismael Rivera, un ídolo para muchas generaciones de latinos. El racismo y la vida en la calle son dos de los ejes temáticos alrededor de los que giran las composiciones de Tego Calderón. Su pueblo de tradición africana y su experiencia en la cárcel le han marcado lo suficiente como para que refleje sus sentimientos en muchas de sus canciones y dedique sus esfuerzos a hablar a los jóvenes acerca del mal que pueden encontrar en la calle.

La vida de Tego Calderón se puede definir como itinerante, ya que muy pronto los suyos se mudaron. Tego vivió su primera juventud en Río Grande, otra ciudad del mismo Puerto Rico. Fue precisamente en esos años cuando sus padres le llevaron a clases de música, lo que le sirvió para formarse en este ámbito. Más adelante se trasladarían todos a Estados Unidos.

Aunque la música no dejó de estar presente en su vida en ningún momento, ya desde adolescente Tego Calderón se dedicó a realizar los más diversos trabajos para poder subsistir. El ahora famoso intérprete era todavía muy joven cuando empezó a dar sus primeros pasos musicales como percusionista: por aquel entonces se dedicaba a tocar la batería en el grupo Escolquer. Sus intereses artísticos cambiaron en el año 1988, mientras vivía en Miami. Allí descubrió el rap y empezó a introducirse en aquel mundo.

La carrera profesional de este cantante caracterizado por su estética afro se inició cuando participó en la grabación del disco Crazy Boricua 2. Después pasaría por un tiempo de silencio, hasta que el rapero Eddie Dee le ayudó a volver a cantar. Fruto de esa colaboración son los temas que aparecen en El terrorista de la lírica y en Boricuas NY.

Tego Calderón empezó a tener problemas serios cuando decidió regresar a su país. No tuvo suerte en su faceta de músico y se vio abocado a la delincuencia. Fue en esa época cuando el cantante acabó en la cárcel después de haber sido juzgado por posesión de armas. Lejos de ser el inicio de su declive, esta etapa significó su recuperación como artista.

En el año 2002, después de salir de prisión, lanzó bajo la dirección de la discográfica White Lion Records su álbum de debut, El Abayarde. Este disco fue un éxito rotundo que consiguió vender más de 300.000 copias y que llevó a Tego Calderón a iniciar una espiral de giras, colaboraciones y conciertos. Su repercusión fue tal que incluso desde entonces muchos fans le conocen como El Abayarde.

Todos los títulos de este trabajo resultaron ser verdaderos hits: El Abayarde, Cambumbo, Tus ojos, Planté Bandera y Bonsái, entre otros. Más adelante, el 1 de julio del año 2003, la compañía discográfica RCA comenzó a distribuir copias de El Abayarde en diversos puntos de los Estados Unidos. Consiguió allí el mismo éxito que en Puerto Rico y fue incluso nominado a los Grammys Latinos. Además de realizar todas estas grabaciones, Tego Calderón tomó parte en la película .45 y tuvo el privilegio de colaborar con prestigiosos músicos de géneros muy diferentes, como por ejemplo Ángel “Cachete” Maldonado y Gilberto Santa Rosa.

En 2004 participó en una compilación de hip-hop latino editada con el título de El Enemy de los Guasíbiri, y dos años después, tras firmar contrato con la multinacional Atlantic Records, lanzó su segundo álbum: The underdog / El subestimado, en cuya grabación colaboraron artistas de la talla de Don Omar, Óscar D'León y Wisin y Yandel. El nuevo trabajo fusionaba ritmos de diversas procedencias (bomba, reggae, blues, rumba cubana y salsa neoyorquina) y mantenía su calidad lírica y su contacto directo con la calle. A este álbum le siguió El Abayarde contra-ataca (2007), en una línea similar al anterior, que obtuvo una nominación para los Grammy de 2008.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información