Al Capone

(Alphonse Capone, llamado Scarface -Caracortada-; Nueva York, 1889 - Miami Beach, 1947) Gángster y contrabandista estadounidense. Hasta los nueve años estudió en una escuela de Brooklyn, pero la abandonó para pasar a formar parte de las bandas de la ciudad. Pronto ingresó en la Five Points Gang, liderada por Johnny Torrio, gángster que en 1909 se trasladó a Chicago, donde comenzó a trabajar a las órdenes de Big Jim Colosimo.


Al Capone, alias Scarface

Johnny Torrio pasó a dirigir la banda gracias al asesinato de su jefe, no se sabe con seguridad si eliminado por Capone o por Frankie Yale. En cualquier caso, Torrio confió a Capone, ya en los años veinte, la dirección de la organización de la banda, dedicada a la explotación de la prostitución, el juego ilegal y el tráfico de alcohol.

En 1925 Torrio se retiró y Al Capone tomó el mando. Se adueñó del hampa de Chicago después de eliminar a todos sus rivales en una serie de guerras mafiosas, cuyo detonante fue el asesinato de O'Banion. Hacia 1926 ejercía el control de la mafia de la ciudad y reunía a todas las bandas excepto dos, la de Aiello y la de Bugs. Capone y sus hombres mataron a todos los miembros de la banda de Aiello en menos de un mes. Los enfrentamientos culminaron en la célebre «Matanza de San Valentín»: el 14 de febrero de 1929, día de San Valentín, los cinco jefes de la banda de Bugs fueron acribillados en un garaje.

Tras deshacerse de sus rivales, Al Capone siguió enriqueciéndose gracias al tráfico ilegal de bebidas alcohólicas ocasionado por la Ley Seca, y a través de su vasta red clandestina de salas de juego. Se calcula que en 1927 la fortuna de Capone ascendía a cien millones de dólares.

Después de varios años de persecución policial infructuosa, y ante la falta de pruebas, fue detenido finalmente por evasión de impuestos y, en el año 1931, condenado a once años de prisión. Ingresó en la cárcel de Atlanta en 1932, y en 1934 fue trasladado al centro penitenciario de Alcatraz.

Habiendo cumplido ocho años de condena, se le concedió la libertad condicional: su deterioro mental y físico era ya considerable, al parecer a causa de la sífilis. Tras pasar un tiempo ingresado en el hospital, se retiró a su mansión de Miami Beach, donde residió hasta el final de sus días. Junto con John Dillinger y otros famosos atracadores, Al Capone fue el hampón más mediático del periodo de entreguerras.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información