Salvador Cardenal

(Salvador Cardenal y Fernández; Valencia, 1852 - Barcelona, 1927) Cirujano español. Cursó sus primeros estudios en el Colegio Valldemia de Mataró y estudió la carrera de medicina en la Universidad de Barcelona, donde destacó ya desde los primeros años, pues ganó por oposición la plaza de preparador anatómico, que le permitió aprender con profundidad una de las bases de lo que iba a ser su especialidad: la cirugía.

Durante sus años de estudiante, seguramente descontento con la enseñanza que recibía, fundó, junto con otros alumnos de la misma facultad, El Laboratorio, institución dedicada a la práctica de la medicina experimental, que se convertiría, en 1878, en la Academia y Laboratorio de Ciencias Médicas de Cataluña. En 1872, acabada ya la carrera, se dedicó de lleno a la cirugía.

Trascendental para él fue el viaje que, en 1875, realizó a París a fin de conocer los servicios de cirugía de la capital francesa. Conoció allí, entre otros, a Pierre Paul Braca, Athanase Leon Gosselin, Jules Emile Pean y Louis Dominique Richet, quienes le enseñaron las bases de la cirugía antiséptica de Joseph Lister. Cardenal, consciente de la utilidad que tenía el conocer la cirugía europea, realizó durante su vida diversos viajes al extranjero, que le permitieron aprender y luego incorporar a su práctica los principales avances doctrinales y técnicos que se producían en dicho campo.

En 1877 ganó por oposición la plaza de médico numerario de la Casa de Caridad de Barcelona. Al año siguiente fue designado médico director del Hospital del Sagrado Corazón, donde realizó casi toda su obra quirúrgica. Diversos nombramientos muestran la valía de Cardenal: fue miembro de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Barcelona, presidente de la Academia y Laboratorio de Ciencias Médicas de Cataluña, miembro honorario del Real Colegio de Cirujanos de Inglaterra y catedrático honorario de la Facultad de Barcelona.

La principal contribución de Salvador Cardenal a la medicina española fue la introducción de las técnicas antisépticas y asépticas. La Guía práctica para la cura de heridas y aplicaciones del método antiséptico (1880) constituyó un notable éxito. El libro, que se agotó rápidamente, necesitó una nueva edición en el mismo año, que llevó el título Manual práctico de cirugía antiséptica.

Las sucesivas ediciones de este manual -1886, 1895, 1906- permiten seguir perfectamente el paso del concepto de antisepsia al más moderno, de asepsia. No es necesario señalar las nuevas posibilidades que abría la asepsia en cirugía. Se pudo, a partir de entonces, practicarse lo que ha venido a denominarse cirugía interna. Cardenal realizó diversas laparotomías que evolucionaron sin ninguna complicación y pudo atreverse con operaciones como la colecisto-gastrotomía, colecistoileostomía, esplecnotomía, nefrectomía, etc., que hasta aquella fecha resultaban impensables por las complicaciones infecciosas que sucedían a la intervención.

Aparte de esta radical novedad, que Cardenal supo incorporar al ambiente quirúrgico español, su buena formación como cirujano le permitió introducir algunas modificaciones muy acertadas a técnicas clásicas de intervenciones, como la gastroenterostomía retrocólica posterior valvular, modificación del método de Emil Theodor Kocher.

Cómo citar este artículo:
Fernández, Tomás y Tamaro, Elena. «». En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea [Internet]. Barcelona, España, 2004. Disponible en [fecha de acceso: ].

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información