Adán Cárdenas

(Rivas, 1836-1916) Político nicaragüense que fue presidente de Nicaragua entre 1883 y 1887. Durante sus primeros años, Adán Cárdenas vivió en Italia. Estudió bachillerato en el Colegio Nacional de Génova, y mas tarde fue a la Universidad de Pisa, donde estudió medicina hasta obtener su licenciatura, y, más tarde, el título de doctor. Regresó a Nicaragua en 1862 y representó a los distritos de Potosí y Rivas en la Cámara. Dentro de sus tareas como diputado, participó activamente en numerosos debates y contribuyó en el planteamiento de las reformas que se hicieron en 1869. La libertad de enseñanza y el establecimiento de jurados en los juicios fueron dos de sus principales peticiones al gobierno.

En 1875 y durante la presidencia de Pedro Joaquín Chamorro fue ministro de Guerra, Fomento e Instrucción. Al año siguiente, fue nombrado ministro plenipotenciario en Washington. Su labor principal fue la gestión de la apertura del canal que uniría los dos océanos y que se intentaba que se realizara a través de Nicaragua. Sus negociaciones fracasaron debido a que los Estados Unidos habían negociado previamente la construcción de esa canal en Panamá, pero aún así fue felicitado por el ministro norteamericano Fisch, debido a la eficacia y habilidad que demostró en las fracasadas negociaciones.

En 1877 ocupó la presidencia de la Asamblea Nacional, desde la cual fomentó la aprobación de las diversas reformas judiciales que se implantaron. Instauró la ley de Registro Civil y promulgó la redacción y aprobación de diversos códigos, entre ellos el Penal y el de Instrucción Militar, además del establecimiento de los juzgados militares de paz y los juzgados de primera instancia. Durante el mandato del presidente Zabala fue nombrado ministro de Relaciones Exteriores, Fomento e Instrucción, cargos que desempeñó hasta 1883, año en el cual, por acuerdo unánime de la Cámara, fue nombrado presidente de la República.

Durante su mandato intentó que Nicaragua evolucionara hacia un mejor progreso y desarrollo. Para ello, fomentó el establecimiento de la educación pública en todas las clases sociales, reorganizó el ejército, reformó el servicio de contabilidad del país y consolidó su crédito, medidas económicas que le llevaron al establecimiento del primer banco del país, el Banco de Nicaragua. Esta entidad, que ostentaba la capacidad de emitir billetes, estaba bajo capital inglés y su representación legal descansaba en el propio presidente Cárdenas.

En 1887 dictó un decreto, acompañado de varias leyes adjuntas, por el que se facultaba a los inquilinos de las capellanías a redimir su valor; a través de estas leyes, los usufructuarios de los terrenos podían comprar la tierra poseída. De esta forma, la Iglesia era obligada a vender las tierras que no estaban cultivadas. Esto, unido al auge momentáneo de la producción cafetalera, empujó al presidente a legislar sobre la privatización de la tierra bajo iniciativa del Estado, hasta el punto de llegar a organizar el Registro Público de la Propiedad, que afectó primordialmente a las comunidades indígenas.

Una vez finalizado su mandato, al cumplirse el tiempo señalado en la Constitución, el general Guzmán, entonces presidente del Senado, le felicitó por su acertada gestión presidencial. En 1911, cuando era diputado por el distrito de Candelaria, en el departamento de Managua, participó en la redacción de la Constitución "non nata", promulgada en el salón de sesiones de la Asamblea Nacional Constituyente el 4 de abril del mismo año.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información