Augusto Céspedes

(Augusto Céspedes Patzi; Cochabamba, 1904 - La Paz, 1997) Narrador, cronista y ensayista boliviano cuya obra, a pesar de su carácter imaginativo y a veces satírico, profundizó en la realidad histórica de su país. Al igual que José Vasconcelos y Martín Luis Guzmán, ha sido catalogado como uno de los escritores de la etapa de "la revolución latinoamericana".


Augusto Céspedes

Estudió derecho en la Universidad Mayor de San Andrés, por la que se licenció en 1924, pero de inmediato orientó su actividad profesional hacia el periodismo, y trabajó como corresponsal en la guerra del Chaco (1932-1935); fue asimismo diputado y diplomático. En 1936 publicó su primer libro, Sangre de mestizos, una colección de relatos breves donde eran ya patentes las claves de su narrativa: el equilibrio entre la sátira hiperbólica, la concisión, el absurdo que emana de la propia realidad y la mordaz crítica social, pues describió las fuertes diferencias raciales radicalizadas por la guerra.

En uno de sus cuentos antológicos, El diputado mudo, dos diputados (uno locuaz y el otro mustio) le permiten mostrar cómo opera el parlamento y describir los mecanismos del gobierno de su país; se sirve para ello de una prosa desmesurada que se anticipa en décadas al posterior «realismo mágico» de García Márquez y Cien años de soledad. En El pozo, otros de sus cuentos más célebres, refiere un episodio de la guerra del Chaco; escrito en forma de diario, es uno de los relatos más conocidos de la literatura boliviana y de América Latina en general, por su parquedad y su tragedia mesurada.

Augusto Céspedes produjo, además, ensayos peculiares, donde a veces mezcla la ficción con la exposición de ideas. Escribió varias novelas, entre ellas la considerada como una de las más importantes novelas políticas hispanoamericanas: El metal del diablo (1946), ficción biográfica y satírica sobre el empresario minero Simón I. Patiño, que llegó a ser uno de los hombres más ricos del mundo gracias al estaño de Bolivia.

El periodismo de Céspedes fue temido por sus ataques y críticas, y desempeñó un importante papel como voz pública de los intelectuales y estudiantes que fundaron en 1941 el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR). Otra parte destacada de su obra fueron las crónicas dedicadas a algunos presidentes bolivianos: El dictador suicida (1956), sobre Germán Busch, El presidente colgado (1966), sobre Gualberto Villarroel, y Salamanca o el metafísico del fracaso (1973), sobre Daniel Salamanca; todas ellas son apreciadas como excelentes obras del género, si bien se combinan la ficción, las memorias, el análisis histórico y el periodismo. Convertido en un patriarca de la literatura de su país, Augusto Céspedes falleció a los 93 años.

Cómo citar este artículo:
Ruiza, M., Fernández, T. y Tamaro, E. (2004). . En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea. Barcelona (España). Recuperado de el .

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información