Jean-Baptiste-Siméon Chardin

(París, 1699 - id., 1779) Pintor barroco francés. Su carrera profesional se inició oficialmente al ser admitido como miembro de la Real Academia de Pintura en 1728. Considerado actualmente el más importante pintor de bodegones del siglo XVIII, Jean-Siméon Chardin combinó la representación de este tema con la de escenas costumbristas.


Pompas de jabón (1734), de Jean-Siméon Chardin

La observación tranquila en el tratamiento de los objetos lo acerca más a la pintura austera de los hermanos Le Nain que a la de sus contemporáneos, mucho más preocupados por el brillo superficial y la fastuosidad. Los personajes de sus obras, sin embargo, no son los campesinos humildes de Le Nain, sino burgueses parisinos representados con la máxima suavidad.

Chardin llegó a gozar en su época de una gran consideración, e incluso Denis Diderot le dedicó críticas artísticas en las que se refería a él como al «gran mago» que tanto admiraba. Hacia el final de su vida sufrió progresivamente el rechazo de la Academia, que se concentró en la pintura de la historia y fue perdiendo cualquier interés por unas obras que representaban la belleza de la realidad más inmediata.