Conrado IV de Alemania

(Conrado IV Hohenstaufen; Andria, actual Italia, 1228 - Lavello, id., 1254) Emperador de Alemania (1250-1254) y rey de Sicilia (1237-1254). Su padre, Federico II de Alemania, le entregó en 1237 el gobierno de Sicilia, hasta entonces en manos de su hermano Enrique. A la muerte de su padre, Conrado IV se convirtió en el nuevo emperador de Alemania, con la oposición papal.


Coronación de Conrado IV

Su reinado se caracterizó por las convulsiones que sacudieron Alemania, donde parte de la nobleza se negaba a reconocer la autoridad de los Hohenstaufen y, apoyada por el Papa, había escogido (en vida aún de Federico II) a Guillermo de Holanda como emperador. Sicilia e Italia estaban revueltas por las luchas entre los partidarios del Papa (güelfos) y los del emperador (gibelinos).

A su temprana muerte, Conrado IV dejó la corona y sus pretensiones imperiales a su hermano Manfredo. En la práctica, Conrado IV sería el último gran emperador de la dinastía Hohenstaufen del Sacro Imperio Romano Germánico; ni Manfredo ni su hijo Conradino (Conrado V) llegarían nunca a reinar. Germania y el Imperio no reconocieron monarca alguno durante los diecinueve años posteriores al reinado de Conrado IV, razón por la que este periodo (1254-1273) ha sido denominado el Gran Interregno del Sacro Imperio Romano Germánico.

Cómo citar este artículo:
Fernández, Tomás y Tamaro, Elena. «». En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea [Internet]. Barcelona, España, 2004. Disponible en [fecha de acceso: ].

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información