René Coty

(Le Havre, 1882-1962) Político francés, presidente de la república entre 1953 y 1959. Hijo de dos profesores con honda raigambre republicana, René Coty estudió filosofía y derecho en la Universidad de Caen y se especializó en derecho marítimo. Tras licenciarse en 1902, comenzó a ejercer la abogacía en su ciudad natal. Inició su carrera política apadrinado por el diputado regional Jules Siegfied en 1907, al entrar a formar parte del consejo municipal de Le Havre. Fue movilizado por el ejército francés durante la Primera Guerra Mundial.


René Coty

En 1923 René Coty fue elegido por primera vez como diputado nacional, cargo desde el que apoyó la reforma de la Constitución. Se sumó a las peticiones de la izquierda republicana en las que se reclamaban reformas en la marina mercante y el gobierno. Desempeñó en diciembre de 1930 la subsecretaria de Interior de forma provisional. En 1935 pasó a ocupar un escaño en el Senado, donde votó en 1940 a favor de la ley que concedía plenos poderes al mariscal Pétain para que negociara con los alemanes. Se retiró de la vida pública durante la ocupación alemana y se negó a apoyar al gobierno colaboracionista de Vichy.

Finalizada la Segunda Guerra Mundial, René Coty fue elegido miembro de la Asamblea Constituyente encargada de la elaboración de una nueva Constitución, en contra de la cual votó. Al proclamarse la IV República en 1946, pasó a ocupar un escaño en la Asamblea Nacional, y ejerció brevemente la cartera de Reconstrucción y Asuntos Urbanos en el gobierno de Robert Schuman. Fue elegido como senador en 1948, y un año más tarde fue nombrado vicepresidente de la Cámara, cargo en el que permanecería hasta su elección como presidente.

Desde el Senado presentó numerosas propuestas para reformar la Constitución, lo que quedó reflejado en numerosos informes. En uno de ellos, realizado en noviembre de 1950, criticaba con dureza a la Asamblea Nacional, a la que acusaba de omnipotente y de asumir los poderes del ejecutivo. También propuso que se restableciera al presidente la posibilidad de disolver la Asamblea y que se llevaran a cabo diversas reformas administrativas.

Cuando acabó el mandato del entonces presidente de la República, Vincent Auriol, los miembros de la Asamblea y del Senado se reunieron en Versalles, el 17 de diciembre de 1953, para elegir sucesor. El 23 de diciembre René Coty fue elegido presidente de Francia en la decimotercera votación con 477 votos, 41 más de los necesarios, frente a los 399 sufragios que recibió su rival, el socialista Marcel-Edmond Naegelen. Su elección resultó una sorpresa, ya que no se encontraba entre los favoritos para ocupar el cargo, como mostraba el hecho de que su candidatura no fue presentada hasta la undécima votación, merced a un compromiso entre los gaullistas y los demócratas cristianos.

René Coty era casi un desconocido para la opinión pública, aunque era muy estimado por los parlamentarios, entre los cuales nunca se había ganado enemigos. Poco después de su elección se produjo la muerte de su esposa. Coty imprimió un estilo personal a la política francesa, y al contrario que su antecesor en el cargo, era partidario de una acción no obstruccionista. En su discurso de toma de posesión se manifestó partidario de respetar la opinión de la mayoría.

Sin embargo, no pudo poner freno a la crisis política que sufría la IV República, en la que los gobiernos se sucedían con extrema rapidez: entre principios de 1954 y mayo de 1958 se formaron ocho gabinetes diferentes. Durante su mandato hubo 127 días en los que Francia estuvo sin gobierno. Antes de proponer el nombramiento de un primer ministro, consultaba a todas las fuerzas políticas, tanto a las que habían causado la crisis como a las que se encargaban de prolongarla y, tras ello, proponía al candidato que tenía posibilidad de resultar elegido.

Uno de sus principales objetivos era conseguir la reforma del poder ejecutivo, ya que pensaba que un régimen no podía mantenerse por sí mismo a menos que fuera capaz de reformarse; pero, a pesar de ello, evitó utilizar los poderes ejecutivos que le confería la Constitución, y prefirió permanecer neutral en las continuas crisis. A finales de noviembre logró que se aprobase una reforma constitucional en la que quedaba abolido el sistema de investidura; a partir de entonces, los ministros, para su aprobación legislativa, sólo necesitaban la mayoría relativa.

El 30 de noviembre de 1955, tras la caída del gabinete de Edgar Faure, decretó la primera disolución de la Asamblea Nacional en 80 años. Las elecciones legislativas de 1956 dieron la victoria a la izquierda, por lo que Coty encargó formar gobierno al líder del partido socialista, Guy Mollet. La situación se agravó en Argelia, colonia francesa a la que la mayoría de los ciudadanos eran partidarios de conceder la independencia, mientras que los grupos de ultraderecha y ciertos sectores del ejército, encabezados por Sakan y Maggu, amenazaban con sublevarse.

La situación parecía derivar hacia una situación de preguerra civil; para tratar de encontrar una solución, Coty no dudó en solicitar la ayuda del general Charles De Gaulle, con el fin de que tratase de apaciguar la situación. El general exigió para aceptar el cargo la concesión de plenos poderes y la adopción de una nueva Constitución. La decisión de elegir a De Gaulle como primer ministro, partidario de la negociación con los independentistas argelinos, provocó una revuelta en Argelia apoyada por el ejército. El presidente, como comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, conminó a los militares a deponer su actitud. De Gaulle, que aceptó el 26 de mayo formar gobierno, se negó a tomar posesión de su cargo ante la Asamblea Nacional.

Coty se vio obligado a amenazar con presentar su dimisión en caso de que no se otorgase el poder al líder del Movimiento Popular Republicano. El presidente de la Cámara, Millerand, dio un plazo de 48 horas para encontrar una solución, plazo durante el cual el presidente de la República comenzó a discutir con todos los grupos políticos el programa que iba a aplicar el general. Las circustancias políticas obligaron a todos los partidos a aceptar el nombramiento de De Gaulle, y por primera vez en la historia de la República de Francia un primer ministro era nombrado directamente por el jefe de Estado. Coty trasmitió sus poderes a De Gaulle el 8 de enero de 1959, con lo que quedaba proclamada la V República, y pasó a formar parte del Consejo Constitucional.

Cómo citar este artículo:
Ruiza, M., Fernández, T. y Tamaro, E. (2004). . En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea. Barcelona (España). Recuperado de el .

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información