Stavros Dimas

(Atenas, 1941) Político griego de amplia trayectoria, numerosas veces ministro del gobierno griego y comisario de Medio Ambiente de la Unión Europea desde 2004.

Stavros C. Dimas nació el 30 de abril de 1941 en la capital griega. Estudió derecho y economía en la Universidad de Atenas y obtuvo un máster en derecho en la Universidad de Nueva York, Estados Unidos. En 1969 empezó a trabajar como abogado para una firma neoyorquina de Wall Street, y al año siguiente se trasladó a Washington, D. C. para trabajar en el Banco Mundial. En 1975 volvió a su país, donde ocupó el puesto de vicegobernador en el Banco de Desarrollo Industrial Helénico.


Stavros Dimas

En 1977, Dimas inició su carrera política en el partido de centroderecha Nueva Democracia (ND), y fue elegido miembro del Parlamento, cargo que repetiría en diez elecciones consecutivas. También en 1977 colaboró en las negociaciones para la adhesión de Grecia a la Unión Europea.

En el Gobierno griego ha sido titular de diversas carteras ministeriales y ha ocupado varios puestos políticos. De 1977 a 1980 fue viceministro de Coordinación Económica, cargo en el que trató cuestiones medioambientales que posteriormente le servirían de experiencia en su cartera europea de Medio Ambiente. Un año más tarde fue ministro de Comercio, y entre 1985 y 1989 ejerció de portavoz parlamentario del partido Nueva Democracia.

En 1989 ocupó nuevamente una cartera ministerial, en esta caso la de Agricultura, que cambió un año más tarde por la de Industria, Energía y Tecnología. Secretario General de Nueva Democracia en 1995-2000, entre los años 2000 y 2004 encabezó la delegación del partido en el Consejo de Europa, cargo que simultaneó con el de decano del Comité de Dirección de Análisis Político (2000-2003).

En marzo de 2004 Dimas fue designado comisario de Empleo y Asuntos Sociales, en sustitución de su compatriota Anna Diamantopoulou, que abandonó el cargo para presentarse a las elecciones griegas. Durante el breve tiempo que ocupó este puesto, su tarea principal fue la revisión de la directiva sobre el tiempo de trabajo, que pretendía flexibilizar la jornada laboral máxima semanal de 48 horas. Los cambios propuestos fueron criticados por los empresarios y los sindicatos, que consideraron que Dimas había sido demasiado débil en su planteamiento, y también por algunos Gobiernos.

Comisario europeo de Medio Ambiente

El 22 de noviembre de 2004 Stavros Dimas sucedió a Margot Wallström como comisario de Medio Ambiente de la Unión Europea. Su compromiso inicial era demostrar cómo la acción medioambiental a escala europea podía ayudar a resolver los problemas cotidianos de las personas. Tras su elección, declaró: “El medio ambiente es una de las áreas donde la cooperación a escala europea e internacional puede marcar una diferencia real. Las iniciativas tomadas en Bruselas tienen una enorme importancia para la calidad de vida de los ciudadanos de toda la Unión Europea”.

Dimas especificó que sus prioridades consistían en combatir el calentamiento global, proteger la biodiversidad, hacer frente a los factores medioambientales nocivos para la salud y encontrar el camino hacia patrones más sostenibles de producción y consumo. Además mostró también su preocupación por la necesidad de que los 25 Estados miembros mejoraran la aplicación de la legislación medioambiental europea.

Sus compañeros en el sector medioambiental de la Unión Europea señalaron las cualidades positivas que aportaba Dimas, al ser un gestor con visión política y un buen administrador. Pero en los grupos ecologistas, su nombramiento despertó un gran escepticismo, ya que consideraban que la designación para el cargo de un antiguo abogado de Wall Street y ex ministro de Industria supondría un menor compromiso por las cuestiones ambientales en favor de una mayor promoción de la competitividad económica. Ante este planteamiento, Dimas sostuvo que, desde su punto de vista, la preservación del medio ambiente y la competitividad debían ir unidos de la mano y que la política ambiental podría proporcionar un estímulo para la innovación tecnológica.

Una de las preocupaciones iniciales de Dimas al acceder al cargo fue el cambio climático. Frente a este fenómeno, pidió una respuesta unitaria y global. Procuró mantener a la Unión Europea en la vanguardia de la cooperación internacional y trabajar con los Estados Miembros para llevar a cabo el ambicioso plan europeo de la compraventa de emisiones.

Otro desafío de su agenda medioambiental fue el inicio de las conversaciones sobre el proceso posterior al protocolo de Kyoto. Dimas calificó el papel desempeñado por la Unión Europea en la elaboración de este protocolo como fundamental, y consideró que el siguiente objetivo europeo era buscar el modo de implicar más a los países en vías de desarrollo y de obtener un compromiso por parte de Estados Unidos.

Insistió en que la protección al medio ambiente no estaba reñida con la competitividad o con los objetivos de la Agenda de Lisboa, y declaró que “la implementación de nuevas políticas medioambientales tiene efectos positivos o neutros sobre el mercado de trabajo”. Pero durante su mandato tendría que realizar “equilibrios” para que determinadas medidas ambientales no supusieran un problema para el desarrollo económico y procuraría que todas las partes quedaran satisfechas.

Así, en 2005, tuvo que suavizar una de las directivas sobre emisiones de gases que las empresas debían contemplar ante las protestas del sector industrial europeo; también anunció la elaboración de un nuevo documento técnico para acometer la escasez de agua, a la vez que autorizaba la construcción de campos de golf en zonas afectadas por la sequía.

Uno de los programas que más agradan a Dimas es el denominado LIFE Naturaleza, porque hace frente a los problemas medioambientales y, a la vez, mejora la competitividad y el crecimiento. Este programa, financiado por la Comisión Europea, lleva a cabo la restauración de espacios naturales protegidos, de su fauna y su flora, y establece estructuras de gestión sostenible y actividades de sensibilización de la población. Para Dimas, este programa une los dos elementos que pretende fomentar desde su cargo: el medio ambiente y la competitividad.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información