Pierre Drieu La Rochelle

(París, 1893 - 1945) Escritor francés. Alumno de la Escuela de Ciencias Políticas e influido desde su adolescencia por las obras de los doctrinarios y los poetas de la acción (Maurice Barrès, Rudyard Kipling y sobre todo Nietzsche), partió en 1914 a los frentes de la Primera Guerra Mundial con la cabeza llena de sueños de fuerza y de gloria. Participó en particular en las batallas de Charleroi (La farsa de Charleroi, 1934) y de Verdun; herido y hospitalizado, escribió entonces sus poemas, reunidos bajo el título de Interrogation (1917), en los que celebra, como idea superior a la lucha de las patrias, la fraternidad mística de los guerreros y los héroes.


Pierre Drieu La Rochelle

A partir de 1920, Drieu La Rochelle intervino en todos los movimientos de su época, tentado tanto por Charles Maurras como por el comunismo, el surrealismo y los esfuerzos en favor de la federación europea de la política de Aristide Briand. Pero el tema que domina en su obra es la obsesión de la decadencia: lo hallamos tanto en sus ensayos (Mesure de la France, 1924), en los que muestra la política mundial, ya en plena era de las masas, implacable para las viejas civilizaciones refinadas como la de Francia, como en sus novelas: L'Homme couvert de femmes (1925), Blèche (1929), Une femme à sa fenêtre (1930), Extraño viaje (1933) y Reveuse bourgeoise (1937), cuadros lúcidos de la burguesía harto débil, libertina y desesperada de la posguerra.

A partir de los años treinta, la política tomó una parte preponderante en la obra de Pierre Drieu La Rochelle: luego de realizar vanos esfuerzos por agrupar el capitalismo inteligente bajo la bandera de unión europea, evolucionó hacia el fascismo en 1934; su itinerario intelectual puede seguirse en las colecciones de estudios filosóficos y de artículos políticos como Socialisme fasciste (1934) y Chroniques Politiques (1942), en obras teatrales como Charlotte Corday (1944) y Le Chef (1944), en una novela en gran parte autobiográfica como Gilles Gambier (1939) o en la narración mística L'Homme à cheval (1943).

Siempre soñó en una nueva Europa, a la vez aristocrática y socialista; ello explica su aceptación, en 1940, de la política de colaboración con la Alemania nacionalsocialista. La política del nazismo en los países ocupados no tardó, con todo, en asustarle y decepcionarle, y en sus últimos escritos da como seguro el triunfo del comunismo mundial. Obligado a ocultarse después de la Liberación, aunque protegido por fieles amigos como André Malraux, se suicidó el día en que supo que había sido expedida una orden de detención contra él.