Hilarión Eslava

(Miguel Hilarión Eslava Elizondo; Burlada, Navarra, 1807 - Madrid, 1878) Compositor y musicólogo español. Es autor de trabajos didácticos sobre solfeo y armonía y de La lira sacrohispana (1869), antología de obras españolas de los siglos XV y XVI. Escribió óperas y piezas religiosas de estilo clásico, entre las que destaca su Miserere para tenor y orquesta.


Hilarión Eslava

A los nueve años formaba ya parte del coro de la catedral de Pamplona, donde tenía por maestro a Mateo Giménez; a los diecisiete pasó a ser violinista de la misma catedral. Más tarde se desplazó a Calahorra, lugar en el que recibiría las enseñanzas de corte italianizante de Francisco de Secanilla. En la catedral de Burgo de Osma (Soria), fue maestro de capilla entre 1828 y 1832, año en que pasó a ocupar el mismo puesto en la catedral de Sevilla.

Mientras residía en la capital andaluza fue ordenado sacerdote. Hilarión Eslava se dedicó a estudiar el archivo catedralicio y, probablemente motivado por la reducción de su asignación económica, se decidió a componer sus tres óperas italianas: Il solitario del monte selvaggio (estrenada en Cádiz en 1841), La tregua di Ptolemaide (estrenada en la misma ciudad un año después) y Pietro il Crudele (Sevilla, 1843). De su estancia en Sevilla datan varias misas y misereres, de entre los cuales destaca el que en su día dedicara al tenor navarro Julián Gayarre.

En 1847 ganó por oposición el magisterio de la Capilla Real de Madrid, y a partir de 1854 fue profesor de composición del conservatorio de la misma ciudad. Durante los dos años siguientes editó la Gaceta musical de Madrid, y desde 1866 fue director de la sección musical del conservatorio madrileño y se ocupó de reformar los métodos de estudio y de impulsar la creación de una cátedra de órgano. Entre sus discípulos destacan Esperanza y Sola, Monasterio, Romero, Zubiaurre, Pinilla, Aranguren, Fernández Caballero, Gorriti y Barrera. Con el objetivo de defender la ópera española, Hilarión Eslava fundó, junto con Arrieta, Barbieri, Gaztambide, Basili, Salas y Saldoni, el grupo La España Musical.

Como compositor, Eslava suele ser llamado romántico; su estilo se caracteriza por dar entrada a la impronta italiana y por la abundancia de invención melódica. Aparte de las obras profanas ya mencionadas, su catálogo cuenta con unas 140 piezas de música religiosa. Como pedagogo, su labor fue de una importancia incuestionable, llegando a mantenerse sus obras didácticas en la enseñanza musical durante un siglo. En 1846 apareció el Método completo de solfeo sin acompañamiento, algunas de cuyas melodías llegaron a ser conocidas por haber cobrado entidad propia en España y en el extranjero. Su voluminoso tratado Escuela de armonía y composición (1861-1871) abarcaba conocimientos de armonía, contrapunto, melodía y discurso musical, composición e instrumentación. Estaba dividido en cinco libros, el último de los cuales no llegó a ser impreso. Escribió también Prontuario de contrapunto, fuga y composición en preguntas y respuestas (1870), además de un Breve tratado de armonía.

Pero el campo en el que ejerció una mayor influencia fue el de la musicología. La mayoría de sus trabajos estaban encaminados a la depuración de la música religiosa (que debía ser librada, a su juicio, de cualquier referencia profana), así como a la recuperación de piezas musicales españolas de los maestros del pasado. Su obra La lira sacrohispana (1869) constituye una antología de la música religiosa española en diez volúmenes; en Museo Orgánico Español (1854) recopiló piezas para órgano.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información