Fa Xian o Fa Hien

(Shaanxi, c. 353 - Nankín, 441) Monje budista chino que llevó a cabo una larga peregrinación a través de la India, donde copió y recopiló diversos textos sagrados de diferentes escuelas budistas. También llamado Faxian, Fa Hien o Fa Hsien, emprendió su célebre viaje en el año 399, y después de atravesar Asia central llegó en el 402 al noroeste de la India, donde visitó famosos centros de estudio y varios lugares asociados con la vida de Buda. Establecido en Patna, sede del histórico Tercer Consejo Superior del budismo, Fa Xian estudió en profundidad los primitivos sutras budistas, en especial los de la regla de la sangha (comunidad monástica). Más tarde pasó dos años en Ceilán, donde continuó su labor; regresó a su país tras un largo y difícil viaje, y pasó el resto de su vida traduciendo al chino los textos que había recogido. El viaje de Fa Xian aparece relatado en su obra Fo Kuo Chi (414), uno de los documentos más importantes sobre la India antigua, en el que da la imagen de un budismo floreciente, cuyas diferentes vías coexistían en armonía; sus anotaciones contienen además inestimables descripciones de la India budista.


Fa Xian

Fa Xian es el nombre religioso de Kung Shih-tzû («hijo de la familia Kung»), eminente bonzo chino que vivió bajo la dinastía Chin y fue célebre por su viaje a la India, del que dejó una conocida relación en su obra Fo Kuo Chi («Descripción de los países budistas»). En el año 399 se hallaba en Ch'ang-an (hoy Hsi-an, capital de la provincia de Shaanxi) en busca de textos budistas; como no los hallara en cantidad suficiente, concibió la idea de organizar y emprender una expedición a la patria del budismo.

El camino de la India estaba ya abierto desde el siglo II a. de C., época en que el célebre Chang Ch'ien, durante el reinado del emperador Wu de Han (140-86 a. de C.), había sido enviado como embajador a la Bactriana, de donde llevó a la China la vid y el cáñamo; al parecer, sin embargo, no debió de interesarse por el budismo. Tal religión fue introducida en China durante el siglo I d. de C., a instancias (fenómeno raro en la historia china) del emperador Ming (58-75), quien envió a la India un grupo de personas con el encargo de informarse oficialmente sobre la naturaleza del nuevo movimiento religioso, cuyo eco se había difundido ya por todo el Oriente. Vuelta la misión con dos monjes indios, empezó la considerable obra de las versiones al chino de textos en sánscrito y pali. La semilla germinó y llegó a transformarse en un gigantesco árbol; y así, en la época de Fa Xian, la China poseía ya sus monasterios, donde los jóvenes hacían sus votos.

Como tantos compatriotas suyos, Fa Xian ingresó en su juventud en un convento y, luego de haber profesado, trató de estudiar más profundamente el canon budista. Determinado el viaje, partió en el año 399 con numerosos compañeros, de todos los cuales solamente uno y el mismo Fa Xian lograron alcanzar la meta. Fa Xian visitó más de treinta estados y permaneció durante tres años en la ciudad santa de Buda, en la cual estudió el sánscrito; luego pasó más de diez en diversas localidades (Magasha, Patna, Benarés, Buda Gaya), entregado a la oración y a la búsqueda y el estudio de textos, reliquias e imágenes. Llegó en una embarcación hasta Ceilán y desde aquí, también por mar y pasando por Java, regresó a su patria en medio de mil peligros; desembarcó en las costas del Shantung, cerca del actual territorio de Kiao Chow.

Había estado ausente quince años y volvía con una gran cantidad de documentos y objetos religiosos. El resto de su vida transcurrió en Nankín, dedicado a traducir los textos que había traído, muriendo al parecer a los ochenta y ocho años de edad. Titulada Fo Kuo Chi («Descripción de los países budistas»), su relación del viaje es también en efecto una descripción de los países y de las gentes con las cuales el autor se había puesto en contacto. Escrita en un estilo más bien difícil y traducida a varias lenguas, es una obra muy importante para el conocimiento de la historia y de la civilización de la India y constituyó una considerable aportación al mutuo conocimiento de los dos mundos, tan distintos en cuanto a idioma y cultura.

Cómo citar este artículo:
Ruiza, M., Fernández, T. y Tamaro, E. (2004). . En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea. Barcelona (España). Recuperado de el .

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información