John La Farge

(John LaFarge o La Farge; Nueva York, 1835 - Providence, 1910) Pintor, muralista y diseñador de vidrieras estadounidense. Sus diseños, refinados y de una simplicidad clásica, han tenido una gran influencia en la pintura mural americana.

La Farge fue el hijo mayor de una familia de inmigrantes de origen francés, establecida en la ciudad de Nueva York. Recibió una esmerada educación basada en la literatura, la lengua francesa y la religión católica. Recibió clases de dibujo de su abuelo y aprendió la técnica de la acuarela de un artista inglés del que se desconoce la identidad. Durante sus años de estudio en el Mount Saint Mary's College de Maryland y en el Saint John's College de Nueva York se tomó su vocación artística como una simple diversión de adolescente. Tras la escuela secundaria, estudió derecho en Nueva York, al mismo tiempo que practicaba con la pintura al óleo.

En 1856 viajó a París, donde sus conexiones familiares le facilitaron la entrada en la elite de los círculos literarios y artísticos. Viajó por el norte de Europa copiando a los maestros antiguos y pasó unas semanas en el estudio de Thomas Couture. La enfermedad de su padre precipitó su regreso a los Estados Unidos. Tras retomar sus estudios de derecho, alquiló un estudio (que mantendría por el resto de su carrera) en un edificio de la calle Diez de Nueva York, donde conoció al arquitecto Richard Morris Hunt. Ésta fue la causa de la repentina decisión de La Farge, en 1859, de trasladarse a Newport, Rhode Island, para estudiar pintura con el hermano del arquitecto, William Morris Hunt.

La Farge contrajo matrimonio con Margaret Perry en 1860 y fijó su residencia familiar en Rhode Island. Durante los últimos años de la década de 1860 mostró un interés especial por el arte japonés y desarrolló un estilo personal en la pintura de bodegones y paisajes al aire libre. Pero su inquietud le llevó a investigar nuevos materiales y técnicas. En 1875, por ejemplo, trabajó con la técnica de la vidriera y, un año más tarde, dirigió la decoración de la Trinity Church de Boston, diseñada por el arquitecto Henry Hobson Richardson.


El pez (c. 1890), de John La Farge

Líder del movimiento muralista, recibió encargos para realizar pinturas murales en iglesias, edificios públicos y mansiones privadas, que fueron su principal recurso económico en sus últimos años. Este tipo de trabajos lo retenía normalmente en Boston o Nueva York. Como pintor de caballete, formó parte de la Society of American Artists, una organización formada por jóvenes pintores progresistas que se oponía a la National Academy of Design.

Viajero incansable, La Farge realizó dos famosos viajes al Pacífico, a Japón en 1886 y a las Islas de los Mares del Sur en 1890, acompañado de su gran amigo Henry Adams. Documentó estos viajes con largas series de acuarelas y con una importante lista de artículos y libros. Casi siempre escaso de dinero para pagar a sus empleados, necesarios para sus proyectos murales y de vidrieras, descubrió que la escritura era una importante fuente de dinero con la que podría saldar sus deudas.

Su trabajo ha tenido una influencia considerable en la pintura mural estadounidense; La Ascensión, un retablo para la iglesia del mismo nombre de la ciudad de Nueva York, y los cuatro lunetos de la Corte Suprema del Capitolio Estatal San Pablo, de Minnesota, están consideradas entre sus composiciones murales más importantes. Destacó su trabajo como diseñador de vidrieras, entre las que sobresalen la Ventana Watson, de la iglesia de la Trinidad de Buffalo, en el estado de Nueva York, y la Ventana del Pavo, del Museo de Arte de Worcester, en Massachusetts.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información