Felipe II Augusto

(París, 1165 - Mantes, 1223) Rey de Francia (1180-1223). Hijo de Luis VII y de Adela de Champaña. Al principio de su reinado tuvo lugar una grave revuelta de los señores feudales contra el rey, que terminó con el Tratado de Boves (1185).


Felipe II de Francia

Las posesiones inglesas en Francia suponían una constante amenaza para la consolidación de la monarquía francesa. En 1188, Felipe II reanudó las hostilidades, y un año después, por el Tratado de Azay-le-Rideau, consiguió la renuncia de Inglaterra a la soberanía sobre Auvernia. Junto con Ricardo Corazón de León, sucesor de Enrique II en el trono inglés, tomó parte en la tercera cruzada. Una enfermedad le hizo volver a su país, donde preparó una ofensiva contra los territorios de los Plantagenet. Mantuvo con el rey inglés una desastrosa guerra que a punto estuvo de costarle el trono.

Muerto Ricardo (1199), siguió combatiendo con su sucesor, Juan sin Miedo, a quien derrotó, junto a los aliados del emperador Otón IV y a los condes de Flandes y Bolonia, en Roche-aux-Moines y en Bouvines (1214). Gracias a estas victorias logró recuperar gran parte de las posesiones francesas de los reyes de Inglaterra: Berry, Auvernia, Normandía, Anjou, Maine, Turena, Champaña y Poitou. Durante su reinado, Felipe II mantuvo un estrecho control sobre la nobleza francesa. Reforzó sus relaciones con la Iglesia y supo granjearse la confianza de las ciudades.