José María Figueres Olsen

(San José, 1954) Político costarricense que fue presidente de la República (1994-1998). Jose María Figueres Olsen era hijo de Karen Olsen Beck y de José Figueres Ferrer, líder de origen catalán considerado el padre de la Costa Rica moderna, fundador del Partido Liberación Nacional (PLN) en 1951 y presidente del país en tres ocasiones.


José María Figueres Olsen

Realizó sus estudios primarios en la escuela de La Lucha y en la escuela de Humboldt y los secundarios en el Colegio Lincoln. Se graduó en ingeniería industrial en la academia militar de West Point, y posteriormente amplió su estudios en Harvard. Al finalizar sus estudios se incorporó a las empresas fundadas por su padre, que en esos momentos atravesaban momentos difíciles, sumidas en la crisis económica que asolaba Costa Rica a comienzos de los años ochenta del siglo XX. José María Figueres logró salvar las empresas familiares y además creó otras nuevas que aumentaron considerablemente la fortuna familiar.

Durante el primer mandato del presidente Óscar Arias (1986-1990), Jose María Figueres Olsen ocupó el cargo de director del Instituto Costarricense de Ferrocarriles (INCOFER), con lo que inició su actividad política. Posteriormente fue director interventor de la Junta de Administración y Desarrollo de la Vertiente Atlántica (JAPDEVA), ministro de Comercio Exterior y ministro de Agricultura.

Tras la muerte de su padre en 1990, sectores del PLN le propusieron que promoviera su candidatura a la presidencia, a lo cual se dedicó durante algún tiempo, salvo una pequeña pausa en 1991 para hacer una maestría en la Universidad de Harvard. La designación oficial la alcanzó en junio de 1993, tras derrotar en una convención nacional a otros precandidatos, entre ellos a la esposa de Óscar Arias, Margarita Peñón. En las elecciones celebradas el 6 de febrero de 1994, fue elegido presidente de la República de Costa Rica al derrotar por escasos votos al candidato oficialista del Partido Unidad Socialcristiana (PUSC), Miguel Ángel Rodríguez Echeverría, de tendencia democristiana. Fueron las elecciones más reñidas de la historia del país, que se definieron por sólo dos puntos de diferencia.

Tras su triunfo en los comicios, Figueres Olsen reiteró sus compromisos adquiridos durante la campaña electoral para mejorar la educación y la sanidad e impulsar el progreso del país. Así, durante su mandato se diseñó y desarrolló el programa de atención sanitaria basado en los llamados EBAIS (Equipos Básicos de Atención Integral en Salud), el cual resultó muy eficaz para mejorar los índices sanitarios.

También se realizaron importantes inversiones en ciencia y tecnología, telemedicina y programas y estrategias de conservación del medio ambiente, con el objeto de crear las bases para avanzar hacia la sociedad de la información y el desarrollo sostenible. Con ello se logró atraer a empresas de alta tecnología como Intel y muchas otras. Aplicó además un plan para reducir la deuda pública que contemplaba la subida de impuestos y una política de privatizaciones. Le sucedió en la presidencia Miguel Ángel Rodríguez Echeverría, vencedor en las elecciones presidenciales de 1998.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información