Paul John Flory

(Sterling, 1910 - Big Sur, 1985) Químico norteamericano. En 1974 fue galardonado con el Premio Nobel de Química por sus logros, tanto teóricos como experimentales, en el campo de la química física de las macromoléculas. Sus estudios fueron fundamentales para encontrar una teoría satisfactoria que permitiera explicar el comportamiento de los polímeros y otras macromoléculas.

Su padre, Ezra Flory, era pastor protestante y su madre, Martha Brumbaugh, maestra de escuela. Acudió al Manchester College de Indiana, donde comenzó a interesarse especialmente por la química. Tras graduarse en 1931, ingresó en la Universidad del Estado de Ohio (Ohio State University) para realizar su tesis doctoral sobre fotoquímica y espectroscopia, bajo la dirección del profesor Herrick L. Johnston. Una vez finalizado su doctorado en 1934, fue contratado por la compañía DuPont para trabajar dentro del grupo de investigación encabezado por Wallace H. Carothers, inventor del nylon y el neopreno. Allí empezó a interesarse por las sustancias poliméricas y los fundamentos del proceso de polimerización.

Se casó en 1936 con Emily Catherine Tabor, con quien tuvo tres hijos: Susan, Melinda y Paul John. En 1937, un año después de la muerte de Carothers, se trasladó al Laboratorio de Investigación Científica Básica de la Universidad de Cincinnati. Sin embargo, sólo permaneció dos años en esta universidad debido a que el estallido de la Segunda Guerra Mundial y la necesidad de desarrollar la síntesis de caucho sintético le hicieron volver a la industria. Trabajó para las compañías Esso (1940-1943) y Goodyear (1943-1948), donde a pesar de las exigencias del momento se le permitió hasta cierto límite continuar con su investigación básica.

En la primavera de 1948, Peter J. W. Debye le ofreció colaborar con la Universidad de Cornell como profesor adjunto. Su experiencia en esta universidad le resultó muy satisfactoria y no dudó en aceptar la cátedra que le propusieron en el otoño de ese mismo año. En 1957 se trasladó con su familia a Pittsburgh para establecer un ambicioso programa de investigación básica en el Instituto Mellon, pero en 1961 aceptó una cátedra en el Departamento de Química de la Universidad de Stanford. En 1976 fue nombrado profesor emérito de esta universidad.

Su trabajo de investigación sobre las macromoléculas puso de manifiesto la importancia que tiene conocer el tamaño y la forma de estas moléculas flexibles, para poder establecer una relación entre su estructura química y sus propiedades físicas. Acuñó el concepto temperatura theta (ahora denominada temperatura Flory en su honor), que de forma resumida se puede definir como la temperatura en la cual las interacciones de la molécula polímera con el disolvente son equivalentes a las interacciones atractivas entre los eslabones de la cadena polímera. Cuando esto sucede, la molécula polímera se encuentra en una especie de estado ideal.

Otro de sus logros fue mostrar que es posible encontrar una constante universal que permita recapitular cuantitativamente todas las propiedades de las disoluciones de polímeros; esta constante se conoce ahora como constante universal de Flory. Fue también el primero en demostrar la conexión teórica entre las longitudes de las moléculas formadas y las condiciones de reacción. Además, descubrió un nuevo tipo de reacción denominado transmisión de cadena, que se caracteriza porque una cadena en crecimiento puede transmitir a otra molécula su capacidad de crecimiento, dejando ella misma de crecer.

Cómo citar este artículo:
Ruiza, M., Fernández, T. y Tamaro, E. (2004). . En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea. Barcelona (España). Recuperado de el .

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información