Marie-Eugène Freyssinet

(Objat, 1879 - Saint-Martin-Vésubie, 1962) Ingeniero francés. Interesado desde su época de estudiante por las propiedades del hormigón, Eugène Freyssinet ideó en 1933 un modo de endurecer el hormigón armado que denominó "hormigón pretensado". Aplicó sus conocimientos en numerosas obras, principalmente puentes, pero también en otras como los hangares de globos de Orly (1921-1923), la consolidación del puerto de Le Havre (1934) o la Basílica subterránea de Lourdes (1956-1958).


Eugène Freyssinet

Pasó sus primeros años en un ambiente rural, hasta que en 1885 se trasladó con su familia a París. Estudió en una escuela comunal y, durante sus vacaciones, fue enviado a su tierra natal, donde se interesó vivamente por la labor de los artesanos del lugar. En 1899 ingresó en la Escuela Politécnica, y después en la Escuela de Puentes y Caminos. Allí le influyeron intensamente los profesores Charles Rabut, Jean Résal y Paul Séjourné. En 1903, todavía estudiante (se licenció en 1905), tuvo su primer cargo: ingeniero de servicios ordinarios y vecinales, con la función de aconsejar técnicamente a varios alcaldes del distrito del este, en concreto de Vichy y Lapalisse.

En 1904 se interesó por las propiedades de elasticidad y deformación del hormigón armado (combinación de acero y hormigón). La búsqueda del perfeccionamiento de este material sería uno de sus principales objetivos en lo sucesivo. Entre 1906 y 1914 trabajó para su amigo François Mercier, construyendo varios puentes en el Bourbonnais, en la Francia central.

La Primera Guerra Mundial interrumpió sus trabajos y fue movilizado: formó parte de la Comisión militar de la red Norte, que realizó numerosas obras militares. Tras la guerra fue director de la Société des Entrerprises Limousin, de París, y se dedicó intensamente a la construcción, realizando nuevos puentes, hangares para dirigibles y naves industriales.

Desde 1929, tras establecerse en un local de Bezons prestado por la Société Forclum, Eugène Freyssinet experimentó nuevas formas de fabricación de vigas. Así, en 1933 dio a conocer, en un artículo titulado Ideas y rutas nuevas, el "hormigón pretensado" (béton précontrait), un tipo de hormigón armado sometido a presiones antes de su uso en construcción. Con ello se lograba una mayor resistencia e integración del material, lo cual permitía levantar edificios y construcciones más finas y alargadas, y, por tanto, más estilizadas.

Ese mismo año se presentó a la cátedra de hormigón de la Academia de Ciencias, pero fue rechazado. Se centró en la puesta a prueba del hormigón pretensado en la importante obra de mejora del puerto de Le Havre, de 1934. Su viabilidad le valió ser contratado por Edme Campenon, presidente de Enterprises Campenon-Bernard, para realizar varios proyectos en Argelia.

Iniciada la Segunda Guerra Mundial, la derrota francesa de 1940 obligó a Freyssinet a ocultar sus conocimientos para evitar que los alemanes lo usaran en su favor. Además, varias de sus obras quedaron destruidas. No obstante, no interrumpió completamente su labor constructiva. En 1943 Edme Campenon constituyó la STUP, Sociedad Técnica para la Utilización del Pretensado, para poner en práctica las investigaciones de Freyssinet sobre esta técnica. A partir de la posguerra la aplicó, cada vez con mayor perfección, en otros nuevos puentes, además de en edificios de diversas clases, como el faro de Berck y la basílica subterránea del santuario de Lourdes.

En su carrera de ingeniero, bastante precoz, tuvo gran importancia su procedencia rural: tendía a simplificar sus construcciones y a hacerlas económicas. Aunque tuvo buena formación matemática, a la que a veces recurría, su espíritu artesano e intuitivo le llevaba a preferir apoyarse en la experiencia. Apasionado y tenaz, Eugène Freyssinet fue muy apreciado por compañeros de profesión. En su honor, la STUP tomó en 1976 el nombre de Freyssinet International.