Lillian Gish

(Springfield, 1896 - Nueva York, 1993) Actriz norteamericana. Conocida como «la primera dama del cine mudo», fue una heroína a la medida de D. W. Griffith, el gran maestro que fijó la sintaxis narrativa del séptimo arte. Bajo la batuta de este cineasta, Lillian Gish fue creciendo hasta convertirse en la actriz más dotada de su época, capaz de dignificar con su sola presencia cualquier película; su engañosa fragilidad, por otra parte, cuadraba a la perfección con el sentimentalismo victoriano de sus melodramas. Griffith dijo de ella: "No sólo es la mejor en su profesión, sino que tiene la mente más despierta de todas las mujeres que he conocido".


Lillian Gish

Hasta los primeros años de la década de 1920, Griffith la dirigió en casi todas sus películas. Luego protagonizó producciones de gran presupuesto en compañías menores, lo cual le permitía controlar los guiones y escoger a los directores. En 1925, la MGM le otorgó los mismos privilegios, proponiendo a King Vidor y Victor Sjöström como directores para La Bohème (1926) y La mujer marcada (1926), respectivamente. Ambas películas fueron un éxito.

No ocurriría lo mismo con sus posteriores películas para esta misma productora, que en pleno despunte estelar de Greta Garbo se permitió el lujo de dejar marchar a Lilian en 1928. Su última aparición en Las ballenas de agosto (1987), junto a Bette Davis, recibió unánimes elogios. Otras películas en que participó fueron El nacimiento de una nación (1915), Intolerancia (1916), La culpa ajena/Lirios rotos (1919), Las dos huerfanitas (1921), El viento (1927), Duelo al sol (1946), La noche del cazador (1955) y Dulce libertad (1986).

Cómo citar este artículo:
Ruiza, M., Fernández, T. y Tamaro, E. (2004). . En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea. Barcelona (España). Recuperado de el .

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información