Hermann Wilhelm Göring

(Rosenheim, 1893 - Nüremberg, 1946) Militar y político alemán, poderoso líder de la Alemania nazi. Fue el segundo hijo del segundo matrimonio de Heinrich Ernst Göring, en ese momento cónsul alemán en Haití. La familia se reunió de nuevo en Alemania en 1896. Creció en un pequeño castillo de Veldenstein cuyo propietario era Ritter von Epenstein. Estudió en la escuela de cadetes de Karlsruhe y en la de oficiales de Lichterfelde.


Hermann Göring

Destacado piloto de caza durante la Primera Guerra Mundial, fue comandante del escuadrón de aviones de caza del barón Manfred Richthofen. Tras la capitulación alemana, abandonó el país. Después de un período como piloto comercial en Dinamarca y Suecia, conoció a la baronesa sueca Carin von Rosen, con la que se casó el 3 de febrero de 1922. Conoció a Adolf Hitler en 1921 y al año siguiente se convirtió en uno de los líderes del partido nazi. Intervino en 1923 junto con Hitler y Ludendorff en el infructuoso putsch de la cervecería de Munich (en el que resultó herido) con el que Hitler intentó acceder al poder de forma súbita.

Ordenado su arresto, consiguió escapar junto a su esposa. Abandonó Alemania y durante cuatro años recorrió países como Italia y Suecia. El consumo de morfina a consecuencia de sus enfermedades acabó por provocarle una fuerte adicción y fue internado en dos ocasiones (en 1925-1926) en el Hospital Mental de Langbro en Suecia. En 1927 volvió a Alemania y al año siguiente fue elegido diputado del Reichstag (parlamento alemán), del que se convirtió en presidente un año después, al conseguir el partido nazi 230 escaños en las elecciones de julio de 1932.

Un año más tarde, en 1933, se le designó ministro de las Fuerzas Aéreas del Reich; también fue ministro presidente de Prusia, cargo que utilizó para acabar con cualquier tipo de oposición a Hitler dentro de aquel estado, mediante la Gestapo y los campos de concentración. Durante un año desempeñó el cargo de ministro del Interior y jefe de todas las fuerzas de seguridad alemanas. El 27 de febrero de 1933, cuando se incendió el Reichtag, Göring acusó a los comunistas de intentar un golpe de estado. Ordenó una cantidad ingente de arrestos a comunistas e incluso de diputados socialdemócratas, detenciones que se llevaron a cabo sin ningún tipo de oposición, lo que asentó a Hitler en el poder.

En 1935 fue comandante en jefe de la Luftwaffe (Fuerzas Aéreas alemanas). Con el estallido de la Segunda Guerra Mundial, planeó gran parte de las estrategias seguidas por el Reich, como la coordinación entre las fuerzas de tierra y de aire alemanas, cuyos resultados se demostraron en la rápida conquista de Polonia, Noruega, Dinamarca, Países Bajos, Bélgica y Francia en 1939 y 1940. También concibió la política de bombardeos aéreos con el objetivo de someter a los habitantes y a las ciudades sobre las que se efectuaban.

Fue el embajador del Führer en todos los aspectos y el más popular de los líderes nazis, tanto entre el pueblo alemán como entre los embajadores y diplomáticos de poderes extranjeros. En 1938 fue nombrado mariscal de campo; en 1940, mariscal del Reich y jefe supremo de la economía de guerra. Hombre de gran influencia en el Tercer Reich, fue considerado el sucesor natural de Hitler en la dirección del mismo, pero tras los fracasos de la Luftwaffe durante la guerra fue perdiendo su poder. Desde su posición consiguió enriquecerse gracias a los tesoros artísticos de los diversos países ocupados por los nazis, de los que se apropió.

Detenido por el ejército estadounidense en mayo de 1945, fue juzgado por el Tribunal Militar Internacional de Núremberg, en el que se defendió él mismo, negando su culpabilidad ante las acusaciones que se le realizaron. Fue condenado a muerte, pero prefirió envenenarse la misma noche en que fue ordenada su ejecución, el 15 de octubre de 1946. Sólo en 1967 fue revelada la aparición de una nota en la que explicaba que la cápsula de veneno estuvo escondida durante un tiempo en un envase de pomada.