Francisco Grande Covián

(Colunga, 1909 - Madrid, 1995) Científico español, famoso por sus estudios bioquímicos del metabolismo y la diabetes. Francisco Grande Covián estudió medicina en la Universidad de Madrid, donde conoció a Severo Ochoa; se licenció en 1931 y se doctoró un año después. Posteriormente trabajó en varios centros europeos, principalmente en Dinamarca, Suecia y Londres.


Francisco Grande Covián

En 1935, de regreso a España, fue nombrado catedrático de fisiología de la Universidad de Madrid; ocupó la cátedra substituyendo a quien había sido su maestro, Juan Negrín, entonces totalmente volcado en la política. Al comenzar la Guerra Civil española (1936-1939) fue enviado a un hospital en el que trabajó como médico hasta la primavera de 1937. En 1940, en plena Segunda Guerra Mundial, estudió en Marsella los problemas de la desnutrición, en el marco de un proyecto patrocinado por la Fundación Rockefeller. Volvió de nuevo a Madrid para colaborar con el profesor Jiménez Díaz en su Centro de Investigaciones Médicas hasta que, en 1950, ganó la cátedra de fisiología y bioquímica de la Facultad de Medicina de Zaragoza.

En 1953 se trasladó a Estados Unidos con un puesto de profesor de fisiología en la Universidad de Minnesota; fue asimismo director del Hospital Monte Sinaí de Minneapolis. En este periodo completó varios estudios sobre aspectos relacionados con la nutrición del ejército estadounidense, en el que apreció una serie de elementos que eran producto de un estado carencial en alimentación y que conllevaban distintas modificaciones del metabolismo nitrogenado. A partir de 1958 sus trabajos se encaminaron a establecer las consecuencias de la dieta sobre los lípidos del plasma, en concreto, sobre el colesterol, así como los factores hormonales que regulan el metabolismo de las grasas, la interconexión existente entre el tejido adiposo y la termorregulación, los efectos fisiológicos generados tanto por el hambre como por la obesidad y la arteriosclerosis coronaria.

Tras su definitivo regreso a España en 1974, se afincó en Zaragoza; prosiguió allí su labor docente e investigadora y fue objeto de múltiples homenajes y reconocimientos. Además de sus trabajos sobre el corazón y la diabetes, Francisco Grande Covián fue un gran especialista en nutrición humana; se opuso enérgicamente a las dietas de adelgazamiento, vegetarianas y macrobióticas, por considerarlas deficientes en vitaminas, entre otras sustancias. Destacó como uno de los principales defensores de la dieta mediterránea y del aceite de oliva, por tener efectos muy beneficiosos sobre las tasas de colesterol en sangre y la incidencia de las enfermedades coronarias. Entre sus publicaciones destacan Nutrición y Salud y Reflexiones sobre nutrición humana.

Cómo citar este artículo:
Fernández, Tomás y Tamaro, Elena. «». En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea [Internet]. Barcelona, España, 2004. Disponible en [fecha de acceso: ].

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información