John Burdon Sanderson Haldane

(Oxford, 1892 - Bhubaneswar, 1964) Biólogo y genetista escocés. Hijo de John Scott Haldane, uno de los mejores fisiólogos británicos, creció en el seno de una familia acomodada; su instrucción se llevó a cabo en acreditados centros, como Eton y la Universidad de Oxford, en la que ingresó para estudiar matemáticas y biología después de prestar servicio en la Primera Guerra Mundial. También fue lector de Bioquímica en la Universidad de Cambridge y profesor de Genética y Biometría en Londres.


J. B. S. Haldane

Alentado por experimentos previos con cobayas e influido por las investigaciones de su padre (que había estudiado el papel del monóxido de carbono en las minas de carbón), comenzó a interesarse en serio por la respiración y el efecto del dióxido de carbono en la sangre. Con sus experimentos consiguió provocar la aparición de ácido hidroclorídrico en la sangre de un cobaya al hacerle consumir bicarbonato sódico y luego cloruro amónico, lo cual probaba que estas reacciones seguían las leyes de la termodinámica, algo que tuvo oportunidad de comprobar más tarde mediante el cálculo de los coeficientes de las reacciones enzimáticas. Este fue el punto de partida para introducirse en las áreas de la biología que ocuparían su vida: la genética y la selección natural, y, subsiguientemente, las enfermedades genéticas y las mutaciones en los seres humanos.

Como hiciera anteriormente el bioquímico soviético Oparin en 1923, en 1929 J. B. S. Haldane sugirió que las moléculas orgánicas libres sólo habían podido originarse en una atmósfera con poco contenido en oxígeno, ya que, en presencia de este elemento, la mayoría de las moléculas orgánicas se descomponen en productos simples. Ambos científicos subrayaron que la primitiva atmósfera terrestre estaba sometida a fuertes tormentas eléctricas y a radiaciones solares intensas, debido a la inexistencia de ozono, que es el gas que evita la penetración de las radiaciones ultravioletas del Sol, nocivas para la vida.

Basándose en las hipótesis de Oparin y Haldane, Stanley L. Miller ideó en la década de 1950 un experimento para explicar el origen de la vida. Este investigador encerró en un recipiente los gases que se consideraban constituyentes de la antigua atmósfera terrestre: metano, vapor de agua, hidrógeno y amoníaco. Estos gases fueron sometidos a una descarga eléctrica continua que simulaba tormentas de relámpagos. Al observar el resultado del experimento, se encontró glicina y otros aminoácidos básicos constituyentes de las proteínas. Otros experimentos posteriores llegaron a la síntesis de diversos aminoácidos y de adenina y guanina, que son dos de las bases nitrogenadas constituyentes de los nucleótidos.

El reconocimiento público le llegó cuando dio a la imprenta varias obras de divulgación, así como varios artículos suyos que aparecieron en el Daily Worker entre 1940 y 1949, resultado de sus investigaciones. A pesar de pertenecer a una familia aristocrática, Haldane estuvo siempre afiliado al Partido Comunista, pero abandonó sus filas en 1956 y, un año después, se exilió en la India, debido en gran parte al enfrentamiento habido con sus colegas; allí estuvo trabajando en Calcuta y Orissa y finalmente adoptó la nacionalidad india.